Miércoles. 14.11.2018 |
El tiempo
Miércoles. 14.11.2018
El tiempo

El Ceip Virxe do Carme de Burela emplea un método innovador para enseñar matemáticas a los más pequeños

Una de las clases de Primaria del CEIP Virxe do Carme
Una de las clases de Primaria del CEIP Virxe do Carme

El centro burelés, con más de 50 años de historia, ha dividido el patio por zonas donde se puede hacer deporte, pero también jugar al brilé, a los aros y con cuerdas y gomas.

La innovación y la pasión son dos aspectos que se dejan tocar cuando accedes al mundo del CEIP Virxe do Carme, en Burela. Jesús Arranz, el director, desborda ilusión mostrando en su clase de música a los alumnos de seis años un video donde el coro de Burela cantaba el himno de colegio en su 50ª aniversario. Pepa Fernández, jefa de estudios, destaca el ambiente de trabajo excelente que se respira y Eliseo Lorenzo, profesor de Primaria, pone sobre la mesa la excelencia del centro después de haber pasado por más de un decena en los últimos años.


La innovación se palpa ya desde las clases de Infantil, donde los más pequeños aprenden con el método de cálculo Aberto Basado en Números (ABN). Un método para aprender matemáticas de forma diferente, a través de la manipulación, y que está funcionando muy bien. Según los docentes, con el ABN los pequeños obtienen un mayor rendimiento, aprenden antes, aprenden mejor y lo entienden de una manera más comprensiva. «Trátase de traballar as matemáticas de forma aberta, para que poidan resolver mellor as operacións e os problemas», dice una de las profesoras de infantil, que afirma que se acelera el avance.

La innovación se palpa ya desde las clases de infantil, donde los más pequeños aprenden con el método de cálculo Aberto Basado en Números (ABN).


En el patio también tienen novedades, que son consecuencia de monopolización que antes generaba el fútbol y que creaba algunos conflictos. Por ello, desde hace unos meses, decidieron dividir el patio en varias zonas. En el pabellón y la pista deportiva pueden elegir los propios niños a qué juegan; otra zona es de parque, y en otras tres zonas las han dividido en juegos, una con aros, otra con cuerdas y gomas y otras donde se juega al brilé. «Esto ha provocado que existan menos conflictos en el recreo y que haya una mayor convivencia», dice Pepa Fernández, orgullosa de la medida.
La convivencia es importante en un centro donde conviven niños de múltiples nacionalidades, como Cabo Verde, que son los mayoritarios, pero también peruanos, senegaleses, marroquís o argentinos.

Otra de las opciones que poseen los alumnos del centro durante el recreo es acudir a la biblioteca, donde dos profesoras se han ofrecido para crear clubes de lectura «que están funcionando muy bien», advierte Lorenzo. 


En Primaria, el Virxe do Carme está dentro del programa Edixgal de la Xunta de Galicia. Toda la actividad diaria en los cursos de 5º y 6º se hacen con computadoras, donde cada alumno tiene su ordenador. «Es algo que hace que los alumnos estén mucho más motivados y las familias también están más involucradas», apunta Lorenzo. «Les cargo videos, diferentes actividades y interactuamos mucho», apunta este docente, que descubre que una de las actividades que tiene programadas para el tercer trimestre es una videoconferencia con un colegio en Rusia. «Es el trabajo final, donde nosotros les vamos a explicar cómo es Burela, cómo es un paisaje de costa, les hablaremos del clima de aquí, de nuestras costumbres, de la forma de gobierno y ellos, que están aprendiendo español, nos harán llegar cómo es la vida allí».

Todos los niños de 5º y 6º de Primaria cuentan con un ordenador para cada uno


Otra de las peculiaridades con las que cuentan en este centro son los Escornabot, unos pequeños robots con los que los alumnos de 5º de Primaria repasan y refuerzan contenidos.
Por último, aunque no menos importante, durante dos días a la semana por las tardes, dos profesores del centro burelés aplican el programa Proa (Programa de refuerzo, orientación y apoyo).  Está destinado a niños que poseen dificultades en el aprendizaje.

El horario que posee el CEIP Virxe do Carme es flexible. El básico es de 09.00 a 14.00 horas. Hay una opción de comedor, que gestiona el Anpa a través de un catering, que llega hasta las 15.30 horas. Y desde esa hora hasta las 17.30 horas también hay actividades. Unas las propone el colegio (sala de video y de estudio) y otras por el Anpa (manualidades, guitarra, inglés, dibujo...) además de las opciones extraescolares que da el Concello.


En la actualidad, el colegio burelés cuenta con 356 alumnos y 33 profesores para los tres cursos de Infantil y los seis de Primaria.

El Ceip Virxe do Carme de Burela emplea un método innovador para...
Comentarios