Riquer: "Doy valor al trabajo del equipo, pero el punto no nos deja totalmente felices"

El técnico del Pescados Burela FS cree que la falta de pegada y de confianza es lo que impide al equipo dar el paso de empatar a ganar partidos
alberto riquer , entrenador del burela fs masculino tomandose un cafe en el paseo de la playa urbana de burela-foto jm alvez
photo_camera Alberto Riquer, entrenador del Pescados Rubén FS. JMªÁLVEZ

El punto sumado por el Pescados Rubén Burela FS en la pista del Manzanares, cuarto de la temporada, tiene más valor anímico que clasificatorio, según reconoció el entrenador del conjunto mariñano, Alberto Riquer, que se mostró satisfecho a medias con lo conseguido en la provincia de Ciudad Real. "No estamos contentos porque queríamos más y necesitábamos ganar, pero hay que darle valor a sumar un punto fuera de cada ante un rival de enorme potencial ofensivo", señaló, refiriéndose al poderoso plantel del rival tras las llegadas de Fits y Campos. "Demostraron ser jugadores determinantes, sobre todo a nivel de pegada", añadió.

Riquer destaca la capacidad competitiva y de supervivencia que ha mostrado su equipo en una situación tan delicada a nivel clasificatorio y sin ganar ningún partido en toda la Liga. "Si somos capaces de funcionar a este nivel sin sumar nunca de tres en tres, no quiero ni pensar en lo que podríamos ser capaces de hacer con la confianza que dan los triunfos y los puntos. Está claro que somos muy competitivos, pero nos falta dar ese pequeño paso para ganar partidos", señala.

El preparador mariñano destaca la capacidad de los suyos para sobreponerse dos veces a un marcador adverso e incluso cree que antes del 0-1 habían sido mejores que el rival. "En una situación de ansiedad y tensión como la que vivimos creo que salimos a la cancha muy mentalizados y haciendo las cosas bien. Me gustó lo que hicimos en la elaboracion, aunque al final fueron ellos los que se pusieron por delante. Al final no tenemos el tipo de jugadores como Fits o Campos, que tienen unas características ofensivas que garantizan pegada y que aguantan la pelota a muchos metros de su propia área", dice.

OTRO PARTIDO VITAL. Tanto Riquer como sus jugadores piensan ya en el partido del domingo en Zaragoza. Allí buscarán su primer triunfo en la apertura de la segunda vuelta, lo que les permitiría no solo acercarse a la zona de permanencia, sino incluso salir de la última plaza que ocupan desde la segunda jornada del campeonato.

"Es otro partido decisivo, incluso casi más al estar más cerca en la clasificación que el Manzanares", señala Riquer, que espera que el cansancio de partidos y viajes no pase factura. "Desde el pasado jueves, que jugamos ante El Pozo, estamos de gira con los partidos de Jaén y Manzanares. En este sentido no puedo estar más orgulloso y satisfecho de los jugadores que tengo, que lo ponen todo sin quejarse", concluye el entrenador del cuadro burelés.

Comentarios