lunes. 19.10.2020 |
El tiempo
lunes. 19.10.2020
El tiempo

Encierro en Xove y Viveiro antes de horas cruciales para Alcoa

Trabajadores de Alcoa y María Loureiro, durante el encierro en el Concello.AMA
Trabajadores de Alcoa y María Loureiro, durante el encierro en el Concello.AMA
Delegados sindicales de Alcoa y auxiliares permanecen en los concellos de Viveiro y Xove para clamar por una solución

Representantes sindicales de Alcoa y de las empresas auxiliares concluyen a las diez de la mañana de este domingo un encierro de 24 horas en los concellos de Viveiro y Xove, gobernados por PSOE y PP, para que el Gobierno central y la Xunta fuercen a la aluminera a vender —el 27 es el último día del plazo de negociación con GFG Alliance— y, si no hay acuerdo, intervengan la fábrica, la única de aluminio primario que queda en funcionamiento en España, y así garantizar la continuidad de la producción y de los empleos.

Unos minutos antes de las diez de la mañana del sábado se producían concentraciones simultáneas delante de estos concellos, donde permanecieron durante toda la jornada trabajadores, familiares y amigos que con su presencia apoyaban a los integrantes del comité y delegados sindicales de auxiliares que se encerraban en los consistorios, once en cada uno de ellos. "Este comité o noso orgullo é" o "As cubas non se paran" eran algunas de las consignas que lanzaban desde el exterior para dar fuerza a sus representantes en estas horas cruciales para su futuro en las que compartieron encierro con los respectivos alcaldes, María Loureiro y Demetrio Salgueiro, y en las que recibieron innumerables muestras de apoyo, como las de vecinos que se acercaron a entregarles comida o algún detalle.

"No cabe otro remedio a esta crisis social que la venta. Si no, el Gobierno tendrá que intervenir la empresa"

"Tiene que haber una solución", exponía el presidente del comité de Alcoa, José Antonio Zan, desde Viveiro. "Nos hemos encerrado en concellos de dos partidos políticos distintos que están uno en la Xunta y otro en el Gobierno y que nos tienen que dar una solución. No cabe otro remedio a esta crisis social que la venta de la fábrica. Si no, tendrá que ser el Gobierno el que intervenga la empresa o tome las medidas que tenga que tomar, lo que no puede permitir es que una comarca o una provincia entera se vaya al traste por los caprichos de gente que está muy lejos de aquí", decía en alusión al centro de decisiones de Alcoa, en Pittsburgh, Estados Unidos.

"Os traballadores estamos unidos e con moita forza, con moitas ganas de chegar a bo porto con isto"

Entre los sindicalistas encerrados en Xove está Alberto Pulpeiro, quien asegura que el plantel está "con moita forza, con moitas ganas de chegar a bo porto con isto" y el encierro es un acto más para "forzar a Alcoa a que acepte esa mediación, pois ata agora estivo ninguneando tanto á Xunta como ao Goberno". Agrega que en su día el Ejecutivo central le puso una alfombra roja para poder adquirir las fábricas de Inespal y ahora "é unha falta de respecto que estean pensando en pechar a última e non facilitar a venda".

"Estamos en un momento crucial, ya definitivo, para exigir a Alcoa que venda y deje paso al plan industrial de GFG. Durante muchos años ganó muchísimo dinero gracias al trabajo de muchos vecinos de A Mariña y ahora no puede irse sin ningún tipo de responsabilidad", dijo María Loureiro, que resaltó la unión de los regidores y también de la Xunta y el Gobierno "para que se produzca la venta hasta el último minuto".

Demetrio Salgueiro asegura que viven "con moitísima preocupación" estos momentos e insiste en demandar a Alcoa que "ceda nas súas pretensións e facilite a venda como única solución para evitar o peche e os despedimentos dos traballadores". Si esta no se produce insta al Gobierno central a "facer unha intervención temporal".

El encierro termina a las diez de la  mañana, momento en que los trabajadores se dirigirán a la estación de Feve de Xove de la que parten las placas de aluminio de la fábrica con destino Amorebieta. Desde allí saldrá a las once una marcha que concluirá en la Praza do Concello.

Encierro en Xove y Viveiro antes de horas cruciales para Alcoa
Comentarios