Lunes. 19.11.2018 |
El tiempo
Lunes. 19.11.2018
El tiempo

La Guardia Civil detiene a dos jóvenes por 30 robos en iglesias de A Mariña

Iglesia de Rinlo, en Ribadeo, una de las que resultaron afectadas. AMA
Iglesia de Rinlo, en Ribadeo, una de las que resultaron afectadas. AMA

Son jóvenes de la comarca a los que se les podrían atribuir más delitos

Dos jóvenes veinteañeros, vecinos de la comarca mariñana, fueron detenidos este viernes por los agentes de la Policía Judicial de Burela bajo la acusación de haber cometido al menos 30 robos en iglesias de la costa lucense desde el pasado mes de abril.

Los agentes les detuvieron como presuntos autores de varios delitos contra el patrimonio, tomándoles después la pertinente declaración, tras la cual fueron puestos en libertad mientras se les sigue investigando porque se trata de una operación que todavía está abierta.

Fuentes próximas a la investigación reconocen que esta se retrasará porque han sido muy numerosas las denuncias registradas



Los investigadores trabajan ahora para reunir las múltiples denuncias relacionadas con este tipo de delitos, ocurridos en iglesias de A Mariña lucense en los últimos tiempos. Esta circunstancia demorará, sin duda, la conclusión de las diligencias.

Por esta razón, es probable que la Policía Judicial de la Guardia Civil les impute como presuntos autores de más delitos, aparte de los alrededor de 30 que ya se les atribuye. Uno de los acusados es vecino de Mondoñedo y el otro reside en la localidad de Foz. Ambos tienen poco más de 20 años de edad y carecían de antecedentes penales hasta el momento.

Fuentes próximas a la investigación reconocen que esta se retrasará porque han sido muy numerosas las denuncias registradas por robos ocurridos en iglesias y capillas de la comarca mariñana.

"Son muchos hechos", reconocían los investigadores y por ello tampoco se descarta que pueda haber más detenidos en el transcurso de las pesquisas.

Párrocos, como los del municipio de Lourenzá, denunciaron este tipo de hechos, no ya por la cuantía en sí de lo robado, que la mayor parte de las veces se reduce a apenas unas monedas, sino más bien por que quede constancia del delito, para que siga habiendo vigilancia policial a fin de evitar más acciones de este tipo y no se reduzca el número de agentes que hay desplazados en la zona.

Además, los daños que causan los ladrones para acceder a los templos suelen ser más cuantiosos que el valor de lo robado.

La Guardia Civil detiene a dos jóvenes por 30 robos en iglesias de...
Comentarios