Miércoles. 26.09.2018 |
El tiempo
Miércoles. 26.09.2018
El tiempo

Detenido en Burela un empresario que defraudó 100.000 euros en cuotas a la Seguridad Social

Vista de Burela. JOSÉ Mª ÁLVEZ (AMA)
Vista de Burela. JOSÉ Mª ÁLVEZ (AMA)

El hostelero dejó de abonar esa cantidad de cuotas de sus trabajadores y propias entre los años 2013 y 2018

Agentes de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (Udef) de la Policía Nacional se desplazaron esta semana a Burela para practicar la detención de un empresario de Foz con negocio en la localidad, quien estuvo arrestado anteayer en la comisaría vivariense acusado de un delito de fraude a la Seguridad Social por un importe global cuantificado en más de 100.000 euros.

Los hechos que le atribuyen se produjeron entre los años 2013 y 2018, periodo en el que el empresario dejó de pagar las cuotas correspondientes a la Seguridad Social, tanto las suyas como las de sus empleados. El hombre efectuaba los pagos en efectivo por lo que resultaba difícil practicarle un embargo. 

Los agentes de la Udef tuvieron que comprobar los datos de las liquidaciones facilitadas por la Tesorería y verificar si tenía contraídas otras deudas con proveedores contactando con estos, así como si todavía desarrollaba la actividad en el establecimiento, que al parecer mantiene en funcionamiento. 
Los policías pudieron verificar que no tiene otras deudas, pues sí pagó los salarios, a los proveedores y el alquiler del inmueble donde ejerce la actividad, entre otros servicios necesarios para mantener el negocio operativo.

El empresario tuvo todo el tiempo de alta a sus trabajadores —se desconoce su número— pero sin satisfacer las cuotas sociales y además solicitó aplazamientos del pago en tres ocasiones.

El hombre pasó a disposición judicial durante la misma jornada de la detención, este jueves pasado. El juzgado de Viveiro cretó su puesta en libertad con la obligación de comparecer cuando sea citado. El empresario tiene 40 años, es de nacionalidad extranjera, aunque reside en la zona desde hace tiempo. 

La Administración fija en 50.000 euros el límite a partir del cual se considera fraude el impago de las cuotas sociales correspondientes a los empleados o autonómos que actúan como empresarios. Es posible reclamar las cantidades referidas a los últimos cuatro años más los intereses, las anteriores estarían prescritas.
 

Detenido en Burela un empresario que defraudó 100.000 euros en...
Comentarios