lunes. 29.11.2021 |
El tiempo
lunes. 29.11.2021
El tiempo

Descubriendo a Yuma

Andrés Lópèz del Río, con su cámara. JOSÉ Mª ÁLVEZ
Andrés Lópèz del Río, con su cámara. JOSÉ Mª ÁLVEZ

Andrés López graba un documental en el que trata de explicar la figura del ribadense, con respeto y como reflejo de toda una época

Andrés López del Río es un ribadense que tras finalizar sus estudios en el campo audiovisual viajó a Argentina para iniciar allí su carrera laboral. Como le sucedió a unos cuantos, la pandemia le sorprendió de visita a su familia en Ribadeo y aquí se tuvo que quedar. Así que sin un horizonte laboral a corto plazo empezó a darle vueltas a una idea que se le cruzó por la cabeza "en mi último día aquí". Dice que se encontraba tomando un café y entró al bar un personaje conocido en toda la comarca y mucho más allá: Yuma.

yuma , el ultimo hippie de ribadeo delante del rosa lar - foto jm alvez"Yo siempre lo había visto como cualquier ribadense, una persona singular. Pero lo cierto es que lo vi allí, empezó a contar sus cosas y sentí mucha curiosidad. Eso fue el día antes de marcharme a Argentina. Al día siguiente me fui a Santa Fe y se me quedó un poco la espina clavada de hacer algo. Luego me pilló lo de la pandemia y me quedé aquí". Dice que durante aquellas primeras semanas fue cuando empezó a revolvérsele la idea que había germinado en su interior. Primero era simplemente "hacer un documental, que era algo que yo siempre había querido hacer. Pero como se me habían quedado grabadas aquellas historias con Yuma, pues simplemente lo abordé por la calle y se lo propuse. Eso fue en noviembre del año pasado", precisa.

INSPIRACIÓN. En opinión de Andrés, merece la pena hacer algo, un buen producto, que pueda dejar para la posteridad la imagen de la figura de Yuma y tratar de explicarla un poco, porque tras todo este tiempo con él, está más convencido que nunca de que es algo importante.

VER MÁS: ¿Qué fue de Manuel Pérez, 'Yuma'?

Recuerda que "al principio me acerqué solo a hablar con él porque era algo que yo hacía por mi cuenta, sin cobrar, así que no tenía ninguna prisa y también porque creo que esa es la forma correcta de hacer este tipo de trabajos. Pienso que hay que ir viendo qué te cuenta la persona y mirando de qué forma puedes enfocar lo que vas a hacer tú después".

Así que poco a poco fue entablando relación con él: "Al principio era reticente, incluso pensando si era una broma. Yo quería que él se asegurase de que no le estaba tomando el pelo y luego él se lo empezó a contar a su familia y había una especie de vigilancia hacia mí por parte de todos ellos. Y es comprensible, porque desde luego, contra lo que creen algunos, no tuvo una vida fácil".

A partir de ahí, "quedamos una vez por semana. Hablábamos en el Rosa Lar y así hasta febrero. Pero enseguida vi que sus narraciones eran muy difusas y había detalles locos e incomprobables, como que durmió en el Metro o que vio a Reagan en La Moncloa. Así que aunque primero me había planteado hacer un libro, me decanté por el documental sin saber cómo reaccionaría él a la idea de filmar".

Pero Yuma fue cogiendo confianza con su inopinado biógrafo "y eso es muy importante. Además hay métodos para hacerlo. Lo bueno es que como hay un montaje posterior, eso te permite alterar la forma de contar y no hace falta que esté siempre mirando a la cámara. Ahora le pongo hasta triquiñuelas para que no mire al objetivo".

Andrés dice que Yuma refleja bien la España de los años 60

Y poco a poco "me fui encontrando un personaje que hoy ya no podría existir. Es como el testimonio de una época. Un aspecto importantísimo de él es que es analfabeto porque dejó la escuela muy pronto y en ese sentido está fuera del sistema. Hoy día tendemos a ser más homogéneos pero él es una especie de reliquia del pasado, porque creo que también explica la época de los 60 en España, con mucha pobreza, mucho atraso". Además lo ve como "un testimonio de solidaridad y apoyo. Él lo pasó mal porque llevar una vida así no es sencillo, pero él lo logró gracias a la ayuda de mucha gente", aunque admite que "si todos fueran como él la sociedad sería un caos, pero uno solo como Yuma puede llevarnos a la reflexión".

Andrés dice que también le llamó la atención sobre este hombre que sea abstemio: "A los 15 años se bautizó como Yuma y prometió que no iba a beber, fumar ni meterse en peleas, y desde entonces asumió ese papel y lo cumplió. Mucha gente de mi edad cree que es un borracho o algo así, o que se habrá metido de todo, cuando es todo lo contrario".

ÚLTIMA FASE. El proyecto de Andrés López afronta su última fase, ahora se marcharán a Madrid y Benidorm para acabar de grabar y después llegará el montaje. "Vamos allí porque forma parte de su vida y además él quiere irse a Benidorm porque ese clima favorecerá unos problemas de salud que tiene. También es como cerrar un círculo". Y para poder ver el documental ya acabado, calcula que "será hacia primavera". Y será todo un acontecimiento.

Descubriendo a Yuma
Comentarios