Miércoles. 21.11.2018 |
El tiempo
Miércoles. 21.11.2018
El tiempo

El derribo de Nicolás Cora en Viveiro podría aplazarse por el mal tiempo

Edificio en el que se bajará la altura. JOSÉ Mª ÁLVEZ
Edificio en el que se bajará la altura. JOSÉ Mª ÁLVEZ

La actuación implicará desalojos temporales de varias viviendas y negocios del edificio

Los vecinos del edificio de la calle Nicolás Cora afectado por una orden de demolición parcial por su exceso de altura mantuvieron ayer un primer contacto con la dirección de obra y con la empresa que llevará a cabo los trabajos por encargo del Concello. Fue una reunión -a la que también asistieron la alcaldesa y técnicos municipales- en la que quedaron pendientes de concretar muchos detalles, entre ellos el propio inicio de la obra dado que expusieron los riesgos que entrañaría llevar a cabo en pleno invierno la demolición del tejado, por lo que podrían solicitar al Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) un aplazamiento.

La alcaldesa, María Loureiro, recuerda que el Concello comunicó al tribunal cada paso realizado y entiende que, con la formalización del contrato, "la ejecución de la sentencia ya empezó". Explica que ahora hay un mes para firmar el acta de replanteo previa al inicio de los trabajos, en la que los responsables de la obra podrían hacer constar, como se debatió este martes, los riesgos que implica una actuación sobre la envolvente del edificio en esta época ya que si llueve el agua podría afectar a más viviendas y al haber menos horas de luz y menor temperatura tarda más en secar.

En un mes también habrá una nueva reunión con los vecinos para abordar o bien los detalles del inicio de la obra -con un plazo de ejecución de siete semanas- o la solicitud de aplazamiento al TSXG.

El director de ejecución material y coordinador de seguridad de la obra, César Gómez, explica que para reducir la altura del edificio habrá que demoler la cubierta, lo que según el proyecto que presentó el Concello al tribunal afecta a los rochos al suprimirse la zona de locales. El mismo proyecto indica que en la quinta planta o ático se verán afectadas cuatro viviendas al retranquear 23 centímetros la fachada que da a la calle Nicolás Cora, lo que implica modificar las terrazas exteriores, mientras que en la fachada posterior se modificará la zona de dormitorios de una vivienda debido a otra intervención en la cubierta. La obra también comprende la planta baja, donde "se levanta un poco el suelo" -según el proyecto, 23 centímetros- y el entresuelo, donde se rebajará el techo 25 centímetros.

Las obras implicarán el desalojo temporal de al menos las cuatro viviendas de la quinta planta y de los negocios. Según Gómez el situado en el entresuelo podría mantener la actividad ya que hay la posibilidad de ejecutar por tramos los trabajos pero los situados en los bajos, una lavandería y una agencia de seguros, tendrán que liberar los locales mientras dure la actuación. Precisamente el responsable de esta última, Ángel José Basanta, comentaba ayer tras la reunión que esta obra fue la "puntilla" para decidir el cambio de localización de Generali, que irá para el 27 de la Travesía da Mariña.

El presidente de la comunidad de vecinos, Manuel Lage, resumía el encuentro en que "foi unha toma de contacto e ata a vindeira reunión non se saberá nada fixo. De momento non sabemos nin cando vai empezar a obra nin os que terán que saír da casa", dijo.

LICENCIA DE 1988. Esta actuación deriva de la denuncia presentada por un particular contra la licencia otorgada por el gobierno del entonces alcalde popular César Aja en 1988. Una sentencia obligaba a derribar a partir de la tercera planta pero más tarde el alcalde socialista Melchor Roel, que llegó a ser multado por no cumplirla, recurrió en base al Pepri, que permite cinco alturas en vías perimetrales, por lo que principalmente quedaba fuera de ordenación el bajocubierta.

El TSXG aceptó la propuesta del Concello para legalizar el inmueble y este contrató las obras a la empresa Copcisa por 212.055,54 euros.

El derribo de Nicolás Cora en Viveiro podría aplazarse por el mal...
Comentarios