lunes. 30.11.2020 |
El tiempo
lunes. 30.11.2020
El tiempo

Denuncian "deficiencias graves" en las residencias de San Cibrao y Trabada

La residencia de San Cibrao. LOMBARDERO
La residencia de San Cibrao. LOMBARDERO
La Diputación de Lugo estudia, tras estos hechos, presentar una denuncia contra el sindicato SAE por injurias ► La responsable comarcal de Mensajeros de la Paz anuncia que podría tomar medidas “ante las graves acusaciones vertidas”

El Sindicato de Técnicos de Enfermería (SAE) ha presentado una denuncia ante la Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social de Lugo en la que trasladan "deficiencias graves" y un "fallo sistemático en la prevención de riesgos" respecto a la covid-19 en la residencia de mayores de San Cibrao, en Cervo, y en la de Trabada. 

Según ha informado el SAE en un comunicado, estas instalaciones, coordinadas por Mensajeros de la Paz, presentan también una "caótica organización" que "pone en peligro a los trabajadores y repercute en la atención recibida por los usuarios". 

Aunque el sindicato ha matizado que la residencia de Trabada, coordinada por la misma organización pero dirigida por la Diputación de Lugo, se encuentra en una mejor situación, "también se han percibido deficiencias respecto a las condiciones laborales que se deben notificar" a través de esta denuncia trasladada a Inspección este jueves.

PERSONAL "ESCASO" CON TURNOS "CAÓTICOS". Consultada por Europa Press, la delegada del SAE en Galicia, Trinidad Marín, ha hecho hincapié en que una organización del trabajo "caótica" y un personal "muy escaso", para el número de residentes con los que cuentan ambos geriátricos -en de San Cibrao, además, es un centro de día-, está dificultando la atención a los usuarios. 

Ver más: Fallece un nuevo usuario, el noveno, de la residencia de San Cibrao

"El personal está sobrecargado. En ocasiones, a las compañeras del turno de mañana no les da tiempo a asear a todos los residentes, por lo que las del turno de noche se encargan de parte de esa tarea. Esto molesta a muchos de los residentes, mayores y enfermos, que se quejan de tener que pasar tanto tiempo levantados", ha explicado la delegada del sindicato. 

En el comunicado hacen referencia también al mal funcionamiento del sistema de permisos y turnos en general, "que se cambian constantemente y con un plazo de aviso a los trabajadores extremadamente corto". Asimismo, el SAE denuncia que hay empleados que no están dados de alta correctamente en la Seguridad Social y que, en ocasiones, "los salarios no se abonan mensualmente o se pagan con atrasos". 

El sindicato ha indicado que estas condiciones laborales en las que se encuentran las plantillas de Trabada, y "muy especialmente", Cervo, afectan "negativamente al bienestar de los trabajadores" que, según señalan, ya han presentado problemas de ansiedad y estrés.

"ERRORES" EN LAS MEDIDAS ANTICOVID. Otro aspecto que presenta deficiencias según los demandantes, son las actuaciones en materia de prevención de riesgos respecto al coronavirus. La organización ha mencionado en su comunicado el incumplimiento de la normativa en lo que respecta a gestión de residuos de la covid, así como la utilización de equipos inadecuados. 

"Aunque en Trabada sí hemos observado fallos respecto a las condiciones laborales, los residentes no se han visto afectados por esos errores"

"No nos extraña que se hayan producido tantos contagios en San Cibrao", ha señalado Trinidad Marín, que ha explicado: "Durante un tiempo, eran las propias trabajadoras las que compraban las mascarillas FFP2, los guantes que se utilizan no son de protección, son muy cortos y no cubren lo suficiente y, además, las bolsas en las que se tiran los EPI se dejan en zonas comunes, por ejemplo". 

La delegada del SAE ha incidido en las diferencias de gestión entre las dos residencias. "Aunque en Trabada sí hemos observado fallos respecto a las condiciones laborales, los residentes no se han visto afectados ni por esos errores, ni por deficiencias en las medidas anticovid, que en Trabada no se han registrado", ha matizado Trinidad. 

En cuanto a la residencia de San Cibrao, en Cervo, la responsable ha criticado, además de las deficiencias logísticas, las de formación. "A los trabajadores no se les explicaron las medidas anticovid, a pesar de estar así contemplado por la ley de formación. Nadie les explicó cómo poner y quitar los EPI, cómo retirarlos, en qué zona...", ha manifestado. 

El Sindicato de Técnicos de Enfermería ha afirmado que, en su momento, pusieron en conocimiento de Mensajeros de la Paz la situación, pero no obtuvieron respuesta. Es por este motivo que esperan que con la denuncia ante la Inspección Provincial de Trabajo, "se pongan en marcha las investigaciones necesarias" y se termine con "una gestión lamentable". 

El sindicato se ha dirigido también a instituciones y familiares para que estén "muy atentos". Dada la situación, han pedido que se revisen "todas las residencias de mayores", no sólo las citadas, para acabar con situaciones que tachan de "intolerables". 

DIPUTACIÓN DE LUGO. La Diputación de Lugo estudia presentar una denuncia contra el sindicato SAE por un posible delito de injurias al asegurar que las afirmaciones vertidas por dicha formación "carecen de toda veracidade". En primer lugar recuerdan que las residencias de Cervo y Trabada no funcionan del mismo modo, ya que la de Trabada la gestiona la Diputación y solo tiene algún servicio externo administrativo de servicios con Mensajeros de la Paz.

Destaca que los ratios de personal son "moi superiores" a los estipulados por la Xunta por interno, que el material de protección es abundante. En cuanto a los cambios de turnos y cuadrantes, aseguran desde la Diputación que se hicieron siempre por cuestiones vinculadas al covid-19 para proteger a residentes y trabajadores y califican de "gravísimo" que se acuse sin ningún tipo de prueba ni matización que se está poniendo en peligro a usuarios y empleados.

MENSAJEROS DE LA PAZ. La responsable comarcal de Mensajeros de la Paz, Natalia Zabaleta, recuerda que en octubre tuvieron una visita de la inspección de trabajo como consecuencia de una denuncia, pero “no detectaron ninguna irregularidad en cuanto al personal y nos pidieron contratos y cuadrantes”.

Sí reconoce que, en alguna ocasión, sobre todo ahora como consecuencia del covid se ha llamado a personal que estaba libre para poder cubrir a una compañera, porque “trabajamos con personas y, en ocasiones, es materialmente imposible poder hacer un contrato en unas horas y nos ha pasado de que alguna trabajadora ha avisado que no se podía incorporar con muy poca antelación y se ha tratado de sustituir con una compañera, a la que se ha propuesto, nunca obligado”.

Respecto a los salarios niega rotundamente Zabaleta que haya habido retrasos en el pago de las nóminas, “que se abonan siempre del 1 al 5 de cada mes”. En el caso de la paga extra del verano, dice que “se abonó con cierto retraso, pero se había avisado previamente”.

Natalia Zabaleta anuncia que podría tomar medidas “ante las graves acusaciones vertidas”, que también niega en el caso del material, pues “lo recibimos semanalmente de la Xunta, a lo que se suma lo que aporta Mensajeros de la Paz y se usan según los protocolos, que no los marcamos nosotros”.

Denuncian "deficiencias graves" en las residencias de San Cibrao y...
Comentarios