lunes. 25.01.2021 |
El tiempo
lunes. 25.01.2021
El tiempo

La demanda de asistencia psicológica aumenta en los pacientes oncológicos

Andrea Casais y José Antonio Fernández, en la mesa informativa de la AECC en San Cibrao. JOSÉ Mª ÁLVEZ
Andrea Casais y José Antonio Fernández, en la mesa informativa de la AECC en San Cibrao. JOSÉ Mª ÁLVEZ
Las restricciones por covid y la privación afectiva se suman al estrés vivido en el confinamiento

La delegación comarcal de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) constata un crecimiento en la demanda de la asistencia psicológica. "Ha sido así desde que empezó la desescalada y en este mes, con la llegada del otoño, se ha visto todavía más acentuado", asevera la psicóloga de la entidad, Andrea Casais, que durante esta semana ha presidido varias mesas informativas junto a su compañero, el trabajador social José Antonio Fernández.

Ambos coinciden en que la pandemia, con sus restricciones de actividades y la privación afectiva, hace que se haya incrementado el estrés emocional en los pacientes, que fue ya muy elevado durante los meses de confinamiento, pues "tenían miedo a que las citas médicas, pruebas o tratamientos se vieran aplazados, porque en un primer momento no sabían si ir al hospital era o no seguro, instaurándose en los pacientes un miedo al contagio, porque su sistema inmunológico los convierte en población vulnerable", dicen.

Aún así, desde la AECC reconocen que no se aceptó bien la teleasistencia. "La gente te quiere ver, no quieren que le digas lo que tienen a través del teléfono. Una enfermedad tan impactante como es el cáncer necesita un entorno de seguridad y confianza y ahora mismo muchos pacientes y familiares no lo sienten así, porque las medidas covid no permiten acompañantes y, durante los largos tratamientos, los pacientes están sin su familiar o ser querido", explican los profesionales.

La pandemia ha obligado también a adaptar parte de las actividades que llevan a cabo en la comarca, como los aforos a las charlas, en las que están notando una reducción en el número de asistentes, que también se ha detectado en la presencia en las mesas informativas, aunque por lo general han funcionado bien. "Las actividades en exterior se han visto menos afectadas, aunque se verán con la llegada del mal tiempo", aseveran.

El covid también se ha llevado por delante algunas de las apuestas más emblemáticas, como el Carrito Don Amable, que funcionaba en el Hospital da Mariña como apoyo a enfermos y familiares por parte de voluntarios y que suspendió el pasado marzo.

La demanda de asistencia psicológica aumenta en los pacientes...
Comentarios