miércoles. 21.10.2020 |
El tiempo
miércoles. 21.10.2020
El tiempo

El grupo de música y baile tradicional barreirense O Arco da Vella cumple 40 años

Actuación de O Arco da Vella, en el Festival do Emigrante del pasado verano. IRIA L.V.
Actuación de O Arco da Vella, en el Festival do Emigrante del pasado verano. IRIA L.V.
Cuenta con más de 35 personas en la sección de mayores y medio centenar en las escuelas

El próximo 15 de mayo se cumplen 40 años de la primera actuación oficial del grupo de baile tradicional gallego O Arco da Vella. Fue en 1980, con la celebración de San Isidro Labrador, cuando la comisión pidió al grupo recién creado realizar una actuación en San Miguel de Reinante, en Barreiros, de donde son originales. "Lembro que o día anterior chegaron o tamboril e o bombo da Deputación", dice Enrique Penabad, que lleva las cuatro décadas de existencia del grupo como presidente del mismo.

El colectivo se formó sin que hubiera ninguna semilla. Un grupo de unos siete u ocho chavales, que estudiaron en el IES de Ribadeo y habían aprendido en la etapa escolar a tocar la gaita y a bailar. Tiempo después, en San Miguel de Reinante se organizó una semana cultural donde vino un grupo de fuera, donde eran todas mujeres, con un radiocasete a bailar. "Nós escoitamos aquilo e pensamos que si elas o facían nós tamén, e así xurdiu O Arco da Vella", explica Penabab. Al día siguiente, vestidos con vaqueros y chaquetas azules, realizaron la primera actuación y el gran aplauso que recibieron los motivó para seguir actuando. Corría el año 1979.

En 1980 ya, en la Cabalgata de Reyes, volvieron a realizar una pequeña actuación, pero el acto de constitución del colectivo fue en febrero de ese mismo año. "Todo o mundo implicouse; moitas familias axudáronos coa roupa", recuerda el presidente. El nombre del grupo salió de un poema de un libro de Manuel María, Os soños na gaiola. "Buscamos algún nome representativo do pobo, pero non atopamos e ao final saleu O Arco da Vella por votación", dice Penabad.

Sabemos que algunos grupos arruináronse por ir onde non eres capaz de organizarte

Tras cuarenta años de andadura, O Arco da Vella goza de buena salud. El grupo de mayores ronda entre las 35 o 40 personas cada año, mientras que el grupo de pequeños puede llegar a medio centenar. "Os pequenos empezaron dous o tres anos despois da creación do grupo; foi tamén algo un pouco informal", advierte Penabad, que está orgulloso de la cantera que forman los más pequeños de O Arco da Vella.

El colectivo nunca quiso hacer grandes viajes al extranjero para realizar actuaciones. Se limitaron a la Península Ibérica, incluida Portugal, y a las islas. No pasaron de ahí intencionadamente. "Sabemos que algunos grupos arruináronse por ir onde non eres capaz de organizarte", afirma Penabab, que además señala otro impedimento para ir lejos. "Moita xente do grupo traballa no verán, e non poden marchar moitos días lonxe". Las dos últimas salidas fueron a Tenerife y a Villarrubia de los Ojos (Ciudad Real).

Un año normal para O Arco da Vella incluye entre 12 y 15 actuaciones, todas en el verano, en lo que se refiere al grupo de mayores. En cuanto a los pequeños "no último ano tiveron unhas dez actuacións", dice Penabab, que afirma que el baile y la música tradicional gallega están en un momento "regular para aceptable". Y lo explica. "Tivemos épocas moi malas, como ao inicio, donde non había nada; tamén outras mellores, como hai uns anos. Agora eu creo que apóstase máis pola calidade que pola cantidade", argumenta.

Mentras a canteira esté aí, eu pensó que ten futuro. Nós non só facemos as cousas pensando en hoxe, senón tamén no mañá

Los viernes es el día de ensayo en O Arco da Vella, aunque los mayores lo pueden hacer también algún sábado o domingo. Penabad es optimista con respeto al futuro del colectivo. "Mentras a canteira esté aí, eu pensó que ten futuro. Nós non só facemos as cousas pensando en hoxe, senón tamén no mañá", afirma, y da la receta para que O Arco da Vella continúe. "Mentras teñamos ilusión vai a seguir. Non é cuestión de pensar noutros corenta anos, pero si para uns cantos máis", dice el presidente.

Sus cuarenta años al frente del colectivo no le pesan a Enrique, que dice que cambió mucho de los primeros años a ahora. "Co tempo diversificamos tarefas", explica. "Ao principio nos encargábamos de todo meu cuñado Paco e máis eu, pero agora mesmo hai máis xente implicada e, por exemplo, as escolas xa van independente", reflexiona.

La idea que tenían para este 15 de mayo era hacer una actuación con antiguos componentes del grupo, pero la crisis sanitaria marcada por el coronavirus se ha llevado por delante esta iniciativa. El otro momento importante del año es el Festival do Emigrante, que se celebra en agosto en San Miguel de Reinante, también desde hace cuarenta años. "Non sei si se suspenderá; vexo difícil facelo no campo de fútbol coas gradas cheas; outra opción sería facelo como o primer ano, nun sitio aberto e nós sós", concluye el alma mater de la formación.

El grupo de música y baile tradicional barreirense O Arco da Vella...
Comentarios