viernes. 27.05.2022 |
El tiempo
viernes. 27.05.2022
El tiempo

El cuadro de Elena se salvó del fuego

Ángel Carreiras y su hija recuperaron intacta una pintura. X.L.
Ángel Carreiras y su hija recuperaron intacta una pintura. X.L.
La pintura que Ángel Carreiras conservaba de su hija en el despacho, entre lo poco recuperado ► Peritos accedieron a la nave incendiada y hay indicios sobre un fallo en la instalación eléctrica

La nave de Distribuciones Carreiras está totalmente inservible y habrá que echarla abajo tras ser desarbolada por el fuego, según confirmaba su propietario una vez que pudo comprobar lo que queda del interior, mientras accedía el equipo de investigación de incendios de la Guardia Civil desplazado desde la comandancia de A Coruña. Hasta las vigas de hierro de la estructura están retorcidas debido a las altas temperaturas pero Ángel Carreiras tiene una mentalidad muy positiva, según quienes le conocen de cerca, y desde el primer momento se ha enfocado en tirar para adelante, con algunos detalles que le animan el día.

Uno de ellos fue el poder recuperar durante la mañana de este lunes de entre los restos de su despacho el cuadro que tenía colgado. Una marina de la zona que su hija Elena pintó durante su época escolar. "Debió de ser en el 2004", confirma ella, que estudió Administración y Dirección de Empresas en Madrid y desde hace unos meses colabora con su progenitor en la firma de distribución de productos para la hostelería que opera en Galicia y Asturias desde la Costa lucense.

Los propietarios acudieron para rescatar material informático y objetos personales de oficinas que no resultaron afectadas

También recuperaron un ordenador, aunque el empresario señala que el día del incendio ya pudieron llevarse el servidor. "Logo dinme conta de que tiñamos unha copia externa dos arquivos pero para nosoutros o sistema informático é importante para continuar traballando", explica. El mismo les permite mantener actualizada la relación de clientes y registrar los pedidos y la facturación.

La empresa, pese la mella que la pandemia causó en el sector de la hostelería, se encontraba en buena posición y es de las principales de la provincia en su ramo de actividad. Desde mediados del pasado año había recuperado la trayectoria ascendente, con facturación a un ritmo superior al que tenía antes del mazazo del covid-19. En 2019, según algunos ránkings, sus ventas sobrepasaron los 8,5 millones de euros.

Guardia Civil y técnicos inspeccionaron la nave, donde se ven paneles carbonizados. Ángel Carreiras y su hija recuperaron intacta una pintura.

INVESTIGACIÓN. Por otro lado, el equipo especialista en incendios de la Guardia Civil accedió este lunes por la mañana a la nave de Carreiras, en el polígono industrial de Cuíña (Cervo), donde recabó las pruebas necesarias para determinar el origen del fuego que el pasado día 20 arrasó la nave. Los agentes, que trabajaron sobre el terreno desde las diez de la mañana, abandonaron el lugar pasadas las dos de la tarde no sin antes comunicarle al propietario el resultado preliminar de la investigación que llevan a cabo. Todos los indicios apuntan hasta el momento a un incendio originado en la instalación eléctrica de la nave que además no tiene carácter intencionado.

Los especialistas de la Guardia Civil localizaron el foco del fuego en la parte posterior de la nave sita en el polígono de Cuíña

El fuego arrancó en la parte posterior de la edificación, lugar donde los especialistas localizaron el foco inicial que causó el incendio, tomaron muestras e inspeccionaron la instalación eléctrica en esa zona. Los investigadores, que elaborarán ahora el informe técnico pericial, permitieron el acceso a las instalaciones de los propietarios para recoger material informático y documentación que se salvó del fuego en las oficinas que no resultaron afectadas.

Peritos de la compañía aseguradora y representantes de una empresa de desescombro también pudieron entrar en la nave pasado el mediodía para examinar su estado a fin de evaluar si es posible su reconstrucción o es necesario construirla de nuevo, para lo que analizan su resistencia, aunque todo indica que será necesario tirar la estructura actual y levantar otra totalmente nueva.

Guardia Civil y técnicos inspeccionaron la nave, donde se ven paneles carbonizados. Ángel Carreiras y su hija recuperaron intacta una pintura.

La nave sufrió daños muy cuantiosos y considerables. Aunque en su interior se salvó algún material y productos, se desconoce todavía si podrán aprovecharse al ser sensibles al calor, como ocurre con bebidas o algún producto alimenticio, a la espera de verificarlo.

En cuanto a la propia nave, la parte derecha resultó muy dañada y el panel de revestimiento tipo sándwich ardió por completo, siendo el motor de la rápida propagación del fuego, junto al poliuretano del tejado. El área que constituyó el origen del foco estuvo precintada hasta la inspección de los investigadores para evitar alteraciones de la zona.

El cuadro de Elena se salvó del fuego
Comentarios