viernes. 04.12.2020 |
El tiempo
viernes. 04.12.2020
El tiempo

La costera de bonito deja algo más de tres millones en la lonja de Burela

El Regino Jesús, uno de los últimos barcos que descargó en el puerto burelés en esta campaña. JMª ÁLVEZ
El Regino Jesús, uno de los últimos barcos que descargó en el puerto burelés en esta campaña. JMª ÁLVEZ
El precio medio fue lo positivo de la quinta campaña consecutiva que cierra anticipadamente

La costera del bonito se cerró oficialmente la semana pasada, pero los últimos barcos descargaron este lunes y martes. La campaña de 2020 será recordada como la segunda peor de los últimos años, después de la de 2016, según el director gerente de Armadores de Burela (Absa), Miguel Neira, quien constata una reducción del 24% en kilos capturados, lo que supone 313.000 menos que el año anterior y sitúa el total en 762.498, que reportaron una facturación de 3.076.106 euros, es decir, un millón menos que en 2019, casi el 21% menos de ingresos por la subasta del bonito alijado en la lonja burelesa.

El cierre anticipado de la campaña, por quinto año consecutivo y debido al agotamiento de la cuota, ha marcado el resultado final, dado que hasta el pasado día 14 las cifras eran muy similares a las del ejercicio anterior. El barco Gabriela y María hizo este martes la última descarga de la temporada en Burela, después de que el lunes lo hiciesen Regino Jesús y Nueva Libertad. "62 barcos comercializaron bonito no porto fronte a 55 do 2019, son sete máis, pero os números para nada van ser bos polos 8 días que se restaron, que son determinantes", indicó Neira.

Así, la costera duró ocho días menos que en 2019, siendo la más corta y la segunda peor, después de la de 2016, según Miguel Neira, quien no duda en que "hai que pelexar por un incremento de cuota, os datos avalan o bo estado do recurso e hai informes de Iccat que propoñen unha suba do 12,5%, aínda que a sensación é que tería que ser superior", indica.

FALTA CUOTA. España contaba este año con 16.300 toneladas, una cuota que se ha demostrado insuficiente porque el bonito apareció en el Cantábrico y muy cerca de la costa ya en julio, lo que desencadenó la salida de muchas embarcaciones pequeñas de puertos del País Vasco, Asturias y Cantabria, y ritmos de capturas más altos, "o que favoreceu vendas neses portos e non é a situación ideal para o noso", explica el director general de Absa.

El único dato bueno de la campaña es el mantenimiento del precio medio, pese a ser "un ano cunha situación especial pola Covid-19, que tamén puido ter alguna repercusión en que os barcos desembarcasen en Burela", comenta Neira. "Había moito medo de xestionar a costeira coa pandemia, pola apertura e os rebrotes, pero o prezo incrementouse lixeiramente, situándose en 4,01 euros -13 céntimos máis-, o que amosa a boa resposta da especie tendo en conta que parte do canal Horeca está fora ou xerando unha demanda inferior á doutros anos, pero o bonito destinado á conserva tivo un bo comportamento. O prezo estivo á altura, cousa que non sucede con outras especies. Agora os barcos teñen que dirixirse a outras pesqueiras cunha situación de mercado máis complexa e cotizacións máis inestables e pcon pouca cota", explica.

Las capturas habidas no alcanzan el volumen de negocio de años precedentes al faltar los desembarcos de otra marea, que podría prolongar las descargas hasta casi si finales de mes, señala Neira, quien incide en la importancia de que los niveles de cuota fuesen otros, lo que supondría un beneficio para la flota que se dedica a esta pesquería estacional.

La costera de bonito deja algo más de tres millones en la lonja de...
Comentarios