jueves. 02.12.2021 |
El tiempo
jueves. 02.12.2021
El tiempo

El corredor autodidacta

Cristian Expósito, durante una prueba. ARCHIVO
Cristian Expósito, durante una prueba. ARCHIVO
Cristian Expósito lleva seis años en el mundo de las carreras y lo compagina con su trabajo en Alcoa a turnos

En menos de un mes, Cristian Expósito Campos (Burela, 1987) ha participado en las medias maratones de Madrid y Barcelona. Sus vacaciones y las de su familia —tiene pareja, un niño de 6 años y está esperando otro para diciembre— giran en torno al atletismo y a las carreras.

Pero realmente, Expósito lleva muy poco tiempo en el atletismo a nivel de competición, solo seis años. Empezó, como muchos niños de esta localidad, en el fútbol sala, al calor de la estructura del Pescados Rubén FS. Estuvo hasta juveniles pero una lesión, una luxación de la rótula, le apartó de esta especialidad. Y para no parar de hacer deporte, empezó a ir a correr por A Marosa, pero como un hobby más.

Fue hace seis años cuando los amigos lo animaron a participar en alguna carrera. Antes corría en la cinta del gimnasio o por Burela. La primera que hizo fue la VigBay, una prueba de gran prestigio entre Vigo y Baiona. "Ese día hice un tiempo de 1.24, que para ser la primera está muy bien, y ahí me enganché", dice Cristian. Él califica como "vicio total" lo que siente por el atletismo. "A unos les da por la PlayStation y a mí me da por correr", argumenta.

Otra de sus peculiaridades es que es autodidacta. No lo ha entrenado nadie nunca. "Empecé corriendo tres días por semana, pero ahora entreno casi siempre los siete días y a veces doblo", explica. "Desde abril hasta octubre, tengo horario en la fábrica de 8 a 3, y entonces algunos días entreno a las 5.30 horas y luego por la tarde otra vez", dice. Cristian está en Alúmina como planificador.

"A unos les da por jugar todo el día a la PlayStation y a mí me da por correr, y mientras que el cuerpo aguante..."

Cristian se hace él mismo una planificación semanal de los entrenamientos "y la cumplo llueva, haga viento o truene", dice. Suele entrenar por un circuito que hay por la lonja nueva de Burela y por la carretera que va hasta San Cibrao por la costa. Además, una vez al año va con la familia diez días de vacaciones a Arona, en Tenerife, "donde hay un grupo de atletas entrenando en pista y me uno a ellos y me viene muy bien", afirma.

"Lo que hago es entrenar por sensaciones, anotando todo lo que hago en cada semana de entrenamiento, y lo que me va bien pues lo pongo en práctica", dice este burelés, que suele hacer una media de 120 a 140 kilómetros semanales. "El correr me relaja, desconecto de todo y mientras que el cuerpo aguante seguiré dando guerra", comenta el atleta, de 34 años.

Sus últimas carreras han sido un éxito. En la media maratón de Madrid hizo décimo, con un tiempo de 1.12, y por delante de él gente de gran prestigio como Toni Abadía, que fue el vencedor; Tariku Nogales, que fue segundo, o Chema Martínez, que fue quinto. En Barcelona logró mejorar esa marca, en una carrera más plana, e hizo 1.10, quedando en el puesto 36, en una prueba con muchos atletas africanos. Antes, y como preparación a estas carreras, ya había corrido, más bien como un entrenamiento de calidad, la media maratón de As Catedrais.

En cuanto al tema de la alimentación, Cristian tampoco sigue dietas. "Como de todo, pasta, arroz, pollo, pero nada fuera de lo normal", explica.

"A veces entreno a las 5.30 y luego por la tarde otra vez; suelo hacer unos 130 kilómetros a la semana"

Sobre sus preferencias, afirma que la distancia que más le gusta es "la media maratón, pero también suelo hacer una o dos maratones al año". En la maratón, su mejor tiempo está en 2.29 y en la media en 1.10. En cuanto al control que hace de los entrenamientos y las carreras, afirma que "solo miro los ritmos, el medio y el actual, las pulsaciones no las miro", señala.

No es de los que le gustaría acudir a la maratón de Nueva York o alguna más de este tipo porque las considera "un poco turismo de competición y además te dejas mucho dinero", explica. "Sí que me gustaría hacer la de Londres y, desde luego, la carrera que más me ha gustado de todas las que he corrido es la maratón de Valencia, y a mis amigos que quieren empezar en esa distancia siempre se la recomiendo", comenta el burelés.

Por último, Cristian acoge con optimismo la creación de unas pistas de atletismo en A Mariña. "Hay muchos clubes que están haciendo un gran trabajo, como el Ría de Foz con Manuel (Eiras) o Lourenzá. Aquí en Burela también lo están potenciando bastante, y que estos chavales tengan unas pistas para entrenar y competir es muy bueno", afirma el burelés.

El corredor autodidacta
Comentarios