martes. 22.09.2020 |
El tiempo
martes. 22.09.2020
El tiempo

La decisiva reunión por el futuro de Alcoa se prolonga hasta la madrugada y acaba sin acuerdo

Los trabajadores de Alcoa arroparon al comité durante toda la jornada del martes y hasta la madrugada del miércoles. XESÚS PONTE
Los trabajadores de Alcoa arroparon al comité durante toda la jornada del martes y hasta la madrugada del miércoles. XESÚS PONTE
Zan anuncia de madrugada que "esto es solo el principio" ►La multinacional presentó la pasada tarde una propuesta y los representantes de la plantilla hicieron una contraoferta ►"As cubas non se paran", gritaron los trabajadores que hicieron presión durante toda la reunión en Lugo

Las negociaciones entre el comité de empresa y la dirección de Alcoa continúan hoy tras finalizar sin acuerdo el maratoniano encuentro mantenido desde primera hora de la mañana del martes hasta altas horas de la madrugada de este miércoles.

Las posturas, en cuanto a la escala de prioridades, siguen distanciadas: los trabajadores exigen negociar la venta del complejo de San Cibrao a Liberty House Groupcuya propuesta consideran "solvente"– y frenar el Ere mientras que la patronal continúa "erre que erre" con su intención de paralizar las cubas.

REUNIÓN MARATONIANA. La multinacional hizo una propuesta a última hora de la tarde del martes y los representantes de los trabajadores, tras analizarla, lanzaron una contraoferta. En esos términos continuó una reunión que comenzó a las 9.00 horas y que no concluyó hasta bien entrada la madrugada. De hecho, alrededor de la 1.00 se produjo un nuevo receso.

Ya a las 3.30 horas, los representantes de los trabajadores, encabezados por José Antonio Zan, comunicaron a los compañeros que estaban concentrados frente al recinto que podían irse a casa "tranquilos" porque no iba a haber más avances durante la jornada. "Os damos las gracias por venir y ya os comunicaremos cómo acaba esto, que es bastante probable que sea en desacuerdo porque nosotros no vamos a mover nuestra postura", anunció Zan.

Además, especificaron que todavía iban a tardar en elaborar, revisar y corregir el acta de la reunión, que podría ser de "treinta y pico páginas", por lo que no hacía falta que "la gente que lleva aquí desde las 9.00 de la mañana esté pasando frío".

Zan también comunicó al resto de los trabajadores que las negociaciones podrían dilatarse todavía más de lo previsto. "Va a haber más días, esto está empezando. No es el final de nada, sino el principio, el principio de la lucha sindical. Ahora va a venir lo gordo, así que tenemos que estar todos unidos", manifestó.

"NI UN PASO ATRÁS". Los trabajadores de Alcoa estuvieron arropando al comité durante toda la jornada del martes y hasta la madrugada del miércoles. Corearon, frente al recinto, "ni un paso atrás" en el apagado de la electrolisis ni en la pérdida de puestos de trabajo directos y en las auxiliares, exigiendo negociar la venta de la planta. La multinacional, por su parte, se mantuvo en todo momento inflexible en la hibernación de las cubas.

"No cederemos ni un ápice con las cubas ni con el empleo directo y de las auxiliares", salió a anunciar José Antonio Zan en uno de los recesos sobre la campana del 4 de agosto, fecha límite para el período de consultas del despido colectivo en Aluminio San Cibrao.

En torno a las 20.00 horas del martes, los representantes de los empleados salieron en uno de los recesos del encuentro para celebrar "una propuesta nueva" por parte de la multinacional.

"Estamos valorando entre todos lo que vamos a decir", han comunicado en declaraciones a los medios antes de volver a reunirse en el encuentro que tenía como fin analizar el Ere para despedir a 534 trabajadores, cuya negociación expiraba este martes. 

Durante la jornada, a las afueras de la reunión esperaban los trabajadores haciendo presión con gritos y pancartas para que Alcoa cediese a la retirada del Ere. 

La negociación comenzó a las 9:15 horas y tuvo un primer receso desde las 14:30 hasta las 16:30 horas, momento en que se reanudó. Al filo de las 22.30 hubo otro receso. "Siguen erre que erre con las cubas y con el empleo", indicó Zan.

XUNTA. La plantilla y la Xunta de Galicia tienen un objetivo común, que la fábrica no se pare y que Alcoa no se cierre a negociar la venta a Liberty House, potencial comprador que, a falta de condiciones energéticas más favorables que las actuales, ha explicado un plan industrial y de abastecimiento eléctrico de Aluminio que parece solvente a medio plazo.

Durante la jornada del martes el gobierno gallego le hizo llegar una advertencia clara a Alcoa sobre su pretensión de parar las cubas y activar los despidos, con un calificativo en instancias laborales: fraude de ley.

El conselleiro de Economía, Emprego e Industria, Francisco Conde, reiteró su petición de retirada del despido colectivo y acertar la oferta de compra, mientras que el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, solicitó movimientos urgentes del Gobierno en Madrid. Además, el BNG reclamó también más ayuda. "Non se pode permitir que unha multinacional xogue así co futuro dunha comarca e do país, e que o Goberno do Estado siga de perfil, parapetado agora na opción dun comprador", por lo cual la diputada Olalla Rodil, junto a la responsable comarcal mariñana, Ana Ermida, volvía a apelar directamente a la intervención estatal de la factoría.

"CUATREROS". Tras la primera tanda de negociaciones, por la mañana, el presidente del comité de empresa de Alcoa San Cibrao, José Antonio Zan, acusó a los "cuatreros" de Alcoa de "torpedear el proceso de venta" ante el interés de Liberty House Group por hacerse con el complejo de A Mariña, por lo que "el Gobierno es el que tiene que liderar ahora el proceso y paralizar todo".

En todo momento los trabajadores de la fábrica gritado consignas como "As cubas non se paran".

Los trabajadores de Alcoa protagonizaron una manifestación en la mañana de este martes. SEBAS SENANDE

En declaraciones en el receso, Zan ha censurado que Alcoa "está montando un proceso fraudulento" de despido colectivo, "en fraude de ley". "La propia Xunta en el último escrito se lo ha dejado muy claro, que tienen que suspender el proceso y volver a sentarse tanto con el comprador, como con la Xunta y el Gobierno, y poner una solución a esto", razona.

"Tiene que ser el Gobierno el que tenga que coger a estos señores y decirles que hace 20 años se les regaló una fábrica que estaba funcionando al 100% y no la pueden dejar tirada en el suelo y desguazada"

Por ello, considera que es la hora de que actúe el Ejecutivo central para forzar la marcha atrás del Ere. "Tiene que ser el Gobierno el que tenga que coger a estos señores y decirles que hace 20 años se les regaló una fábrica que estaba funcionando al 100% y no la pueden dejar tirada en el suelo y desguazada", avisa.

Así, le dice a Alcoa que "tienen que dejar" la fábrica "como la encontraron, funcionando 100%", "y con viabilidad para que otro si quiere funcionar con ella pueda hacerlo".

"NO NOS VAMOS A MOVER". Sobre la propuesta de Alcoa de modificar el Ere por un Erte hasta 2022, con la hibernación de manera ordenada de las cubas, Zan señalaba que "técnicamente" esa parada ordenada "es muy difícil, por no decir imposible", y "no pueden asegurar que se pueda llevar a cabo".

Además, recuerda que "el comprador lo que quiere es que las cubas estén funcionando". "Si paran las cubas va a pasar igual que le pasa al resto de las plantas", advierte.

"No se puede permitir que vengan los cuatreros a deshacer la industria de este país, eso es inviable", ha recriminado. "De aquí no nos vamos a mover hasta que consigamos una solución", ha clamado José Antonio Zan.

La decisiva reunión por el futuro de Alcoa se prolonga hasta la...
Comentarios