miércoles. 26.01.2022 |
El tiempo
miércoles. 26.01.2022
El tiempo

"Contesté la llamada del patrón y me dijo: 'Nos estamos yendo al fondo'"

Acantilados de Cueva Caballo frente a los que se hundió el Serenín. MARIETA
Acantilados de Cueva Caballo frente a los que se hundió el Serenín. MARIETA
El arrastrero Luscinda salió de Avilés a ayudar al Serenín pero no podía acercarse a donde varó. El armador celeirense verá si extrae el gasóleo y es posible reflotarlo al hundirse entre 20 y 30 metros

Uno de los pesqueros que salió del puerto de Avilés para intentar ayudar al Serenín en la noche del naufragio fue el arrastrero Luscinda, patroneado por Isolino Triver, que en ese momento estaba descargando. "Hablé con el patrón, contesté a su llamada de socorro y me dijo que se estaban yendo al fondo, la posición y que se tiraban a las balsas. No te preocupes, vamos a salir y ver lo que podemos hacer, en siete minutos estamos ahí, suerte que no pasó nada y todos están bien, le respondí. Lamentablemente no nos podíamos meter donde varó". Triver pensó que estarían más afuera, pero se hallaban muy cerca de las rocas.

"Salimos los que estábamos en puerto, nosotros, el Travesao y el volantero José Eduardo, además de los prácticos, cuya embarcación maniobra mejor y se aproximó a ellos, mientras nosotros quedamos a la espera. Estuvimos allí haciendo lo que pudimos mientras remolcaron las balsas, embarcaron en la lancha y fueron para puerto con ellos. En 20 minutos o media hora completaron la operación, fue rápido", explica Isolino. Las balsas aparecieron después en la playa de Xagó.El arrastrero Luscinda, que salió en auxilio del pesquero. MARIETA

El patrón del Luscinda indica que el tiempo "estaba fresco, en la entrada de Avilés, con un poco de mar siempre hay brisa y una marejada molesta". Precisa que la zona es escarpada, con rocas, y supone que pegó en un bajo, el mar lo tumbó y se hundió. Isolino dice que "no conviene arrimarse mucho a la costa, enfrente del faro hay un cortante de acantilado con piedras bajo el agua", señala.

MINIMIZAR EL IMPACTO. La casa armadora del arrastrero Serenín de Celeiro, que naufragó en la madrugada del jueves al viernes pasado enfrente de la ensenada de Xagó, cuando se dirigía para descargar las capturas diarias, analizará la posibilidad de reflotar el pesquero en cuanto pase el temporal que azota el Cantábrico este fin de semana, igual que hará respecto a la posible extracción del combustible.

El objetivo de la firma pesquera, propiedad de Juan Antonio Regal, es minimizar el impacto del hundimiento al máximo posible, según comunicó a los responsables de la Autoridad Portuaria de Avilés, que desde el primer momento se implicaron en la limpieza de la zona, para lo que han contratado una empresa que ayer continuaba trabajando en la recogida de todo el material que llega a la costa, desde cajas a restos de aparejos y cualquier otro pertrecho. Estas labores ya se realizaron en la jornada del viernes y prevén reforzarlas con más personal en los próximos días para la retirada de todos los posibles restos.

OPCIONES. El armador se desplazó este sábado hasta la zona del naufragio, donde se analizan las diferentes opciones, aunque cualquier medida deberá esperar a que amaine el temporal que está dificultando las posibles operaciones de extracción del combustible. Un helicóptero sobrevoló la zona en la bajamar por si apreciaba alguna irisación, pero no detectó nada. El puerto de Avilés cerró por el mal tiempo.

El barco estaría a una profundidad de entre 20 y 30 metros, según las primeras estimaciones, aunque se desconoce el desplazamiento que pudo provocar el oleaje y el punto exacto en que se encuentra, dado que el mal tiempo impide esta comprobación. En bajamar no es visible, aunque patrones de pesqueros que pasaron cerca de la zona del siniestro en la noche del accidente aseguran que de madrugada se veía un poco la proa, pero el mar trabajó desde entonces seguido. Por eso también resulta difícil saber qué daños pudo sufrir.

La tripulación trata de recuperarse del susto después de tener que abandonar a toda prisa el barco. Se prevé que en los próximos días les tomen manifestación.

"Contesté la llamada del patrón y me dijo: 'Nos estamos yendo al...
Comentarios