Un conductor lucense se niega a la prueba de alcoholemia tras volcar en Barreiros

Otro conductor triplicaba la tasa máxima permitida cuando fue parado en la N-642 en Foz
Coche de la Guardia Civil. AMA
photo_camera Patrullas de la Guardia Civil pararon a los conductores denunciados. AMA

Un vecino de Lugo, de 49 años, está siendo investigado como supuesto autor de dos delitos contra la seguridad vial al negarse a realizar la prueba de alcoholemia tras un accidente con vuelco ocurrido el pasado sábado día 8 en Barreiros, a la altura de la playa de Altar

El siniestro ocurrió en el kilómetro 2,5 de la carretera de San Cosme-Ría de Foz y tras acudir la patrulla de la Guardia Civil e identificar al conductor del turismo accidentado "observaron que presentaba síntomas evidentes de encontrarse bajo los efectos de bebidas alcohólicas", negándose a realizar las pruebas de detección de alcohol, circunstancia que fue puesta en conocimiento del Juzgado de Mondoñedo que instruye las diligencias.

No ha sido el único denunciado en A Mariña en las últimas fechas por ir bebido al volante.  El viernes 7 otra patrulla identificó sobre las 15.30 horas en Foz, cuando circulaba por la carretera N-642, a un vecino de O Valadouro, de 40 años de edad. Este sí realizó las pruebas de detección alcohólica, arrojando un resultado positivo que triplicaba la tasa máxima, por lo que también se le imputa un delito contra la seguridad vial en el caso que instruye en este caso el Juzgado de Viveiro.