sábado. 08.05.2021 |
El tiempo
sábado. 08.05.2021
El tiempo

María Loureiro: "Los concellos tuvimos que hacer virguerías para no perder servicios"

María Loureiro, en la Praza Maior. J. Mª ÁLVEZ
María Loureiro, en la Praza Maior. J. Mª ÁLVEZ
La regidora de Viveiro hace balance del primer año de pandemia, doce meses en los que las administraciones locales redoblaron esfuerzos para mantener los servicios que ofrecen y hacer frente a nuevas exigencias

La alcaldesa de Viveiro, la socialista María Loureiro, hace balance del primer año luchando contra la pandemia. Destaca el trabajo y la carga económica que han tenido que soportar los concellos, que se han visto obligados a aumentar sus servicios y a reforzar ampliamente otros.

¿Han tenido que asumir muchas cargas los concellos?
Durante el confinamiento general tuvimos que ir tomando ya muchas decisiones, pero con la nueva normalidad casi todo recayó sobre los concellos —limpieza de playas o colegios, desinfección— y, con los mismos ingresos o incluso menos, tuvimos que hacer virguerías. Los concellos soportamos el mayor peso económico. Tuvimos que cambiar partidas, aumentar otras y, aunque no hubo fiestas, ese ahorro no compensó las otras inversiones que tuvimos que hacer para ayudar a la gente y a las pequeñas empresas. De todos modos, creo que se hizo un esfuerzo muy grande, no solo por parte del Concello sino también de todos los vecinos, para mantener los servicios e incluso incrementarlos.

¿Ha mejorado la respuesta del Concello en este tiempo?
Creo que sí. Al principio nos cogió a todos de imprevisto, como al resto del país. No sabíamos qué iba a pasar y en nada ya estábamos confinados. A raíz de eso fuimos poniendo en marcha y mejorando servicios para atender a los vecinos, desde la colaboración con los colegios hasta hacerle la compra a las familias que estaban contagiadas y no podían ir al supermercado. La preocupación principal en Servicios Sociales eran los usuarios de ayuda a domicilio porque son personas que necesitan atención diaria. Hubo que reorganizar este servicio ya que no los podíamos desatender.

¿La pandemia puso en aprietos económicos y vitales a muchos vecinos de Viveiro?
Durante los primeros quince días no lo notamos mucho, pero a medida de que los Erte iban avanzando, tuvimos que aumentar la partida para emergencia social, porque además muchos tardaron dos meses en cobrar. Ahí sí empezamos a notar que había gente que tenía serios problemas para pagar recibos o la compra. Las familias que teníamos en esta situación fueron aumentando poco a poco.

Creció el número de familias que lo están pasando mal y tuvimos que aumentar la partida para emergencia social»

¿Qué otros servicios tuvieron que poner en marcha?
Hubo varios, como el servicio de farmacia, para que la gente de mayor riesgo no tuviese que salir de casa durante el confinamiento La colaboración de Protección Civil, Policía Local y Policía Nacional fue fundamental en todo esto. Y además de los servicios, ir a cantarle el cumpleaños a los niños, que es una tontería y no supuso gasto ninguno, fue una de las cosas que más se nos agradeció.

También tuvieron que adaptarse al teletrabajo.
Se potenció el teletrabajo y las reuniones telemáticas, así como la administración electrónica, que creció mucho este año. Igualmente, tuvimos que colocar mamparas en el Concello y en otros edificios como la oficina de turismo, así como aprovisionarnos de epis para los empleados municipales.

¿Van a seguir ayudando a los autónomos y a la hostelería?
Sí, en abril aprobamos los presupuestos de emergencia en colaboración con Por Viveiro e iba todo destinado al plan de ayuda a los autónomos, al que destinamos 200.000 euros, además de la exención de algunas tasas. Cada autónomo que tuvo que cerrar recibió 850 euros, aunque hay que hacer autocrítica porque sí se tardó un poco en tramitar las ayudas. Hoy presentamos los presupuestos y el segundo plan de emergencia, que será continuista.

¿Han tenido que dejar de prestar algún servicio?
La piscina y el conservatorio estuvieron cerrados en varias ocasiones por las recomendaciones sanitarias. El cierre de los parques infantiles fue muy criticado. Soy madre y sé que es duro para los niños, pero entendimos que con la incidencia alta en Viveiro podían ser un foco de contagio por la gran cantidad de gente que se reúne a veces sin que rija un protocolo. 
 

"El coronavirus nos enseñó a ver qué afortunados éramos y a valorar un simple abrazo"


Loureiro extrae varias enseñanzas a nivel político y personal de este primer año de pandemia.

¿Qué le ha enseñado esta situación a nivel personal?
A nivel personal fue un golpe de realidad. Nos cambió la vida por completo, nos enseñó a ver que no éramos conscientes de lo afortunados que éramos y a valorar el día a día y lo que cuenta un simple abrazo. Nos dio un baño de realidad y a ser conscientes de que hoy podemos estar arriba y en cualquier momento, abajo.

¿Y a nivel político?
Como alcaldesa me siento muy orgullosa de todos los vecinos y vecinas de Viveiro porque la mayoría cumplieron a rajatabla con las medidas, desde el sector servicios, que fue el gran perjudicado, hasta los más pequeños, que nos dieron una lección de comportamiento, o los mayores, que es el grupo más vulnerable. Siempre hay una mínima parte que no cumple, pero más del 95% lo hicieron.

María Loureiro: "Los concellos tuvimos que hacer virguerías para no...
Comentarios