viernes. 07.05.2021 |
El tiempo
viernes. 07.05.2021
El tiempo

¿Se complica el futuro para Aluminio?

Instalaciones de Alcoa (zona de aluminio) . JOSÉ Mª ÁLVEZ
Planta de Aluminio, en el complejo industrial de Alcoa en San Cibrao. JOSÉ Mª ÁLVEZ

Las últimas declaraciones del secretario de Industria sobre el papel del Gobierno en el proceso de venta de la planta de San Cibrao pusieron en alerta a los trabajadores, que dudan del compromiso para comprar las instalaciones

Los trabajadores de Alcoa en San Cibrao están llamados a pronunciarse este lunes sobre las líneas a seguir en su lucha por mantener abierta la planta de Aluminio. El comité de empresa los informará del proceso de venta de las instalaciones y de los últimos movimientos de las partes, que a juzgar por las últimas declaraciones del presidente del comité de empresa, José Antonio Zan, no los tienen muy satisfechos. También se debatirán las medidas a tomar, las movilizaciones o la posibilidad de retomar la huelga. 

1. ¿Cuáles fueron los últimos movimientos con respecto a la venta de Aluminio? 

En la última mesa multilateral celebrada el jueves, Alcoa puso sobre la mesa la última propuesta que le había enviado al Gobierno y que supone volver al acuerdo adoptado el pasado mes de septiembre, algo que pedían los sindicatos. Este planteamiento incluye redactar una nueva cláusula de indemnidad, es decir, aquella que limita la responsabilidad de Alcoa una vez se produzca la venta, y el ofrecimiento de la multinacional de trabajar con los posibles compradores de San Cibrao, si identificar a esas potenciales empresas era un impedimento para que la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (Sepi) pudiera avanzar en el proceso de venta. Ese mismo día, el secretario de Industria, Raül Blanco, enviaba un comunicado, después de no haber asistido ningún representante del Gobierno a la multilateral, asegurando que tiene que ser Alcoa la que entable conversaciones con los compradores interesados y plantear una operación de venta viable. 

2. ¿Significa esto que será Alcoa quien venda directamente la planta? 

Una de las condiciones de Alcoa es que la venta se haga a la Sepi para que después ella la transfiera a un tercero. A pesar de su ofrecimiento para hablar con posibles compradores, la multinacional sigue dejando claro que debe ser la sociedad estatal "quien adquiera en primer lugar su titularidad". De estas afirmaciones, y si no hay ningún cambio, se desprende claramente que a pesar de que pueda entablar conversaciones con otras empresas no quiere cerrar la operación directamente.

3. ¿Cuál sería el papel del Gobierno? 

Desde el Ministerio de Industria insisten en su voluntad de dar apoyo "en cuanto sea necesario" conjuntamente con la Xunta a los proyectos industriales de futuro que se planteen por parte de Alcoa a través de todos los instrumentos disponibles para ello, incluida la Sepi. Además en su último comunicado asegura que ya le ha dicho a la empresa que inicie "de manera inmediata" contactos con las empresas interesadas subrayando que deben ser "propuestas viables y de futuro para la planta y sus trabajadores". De este modo, todo parece indicar que la operación de venta no se cerraría entre Alcoa y la Sepi. En este sentido, la Xunta sigue diciendo que tiene que ser el Gobierno el que lidere la venta, antes de hablar con terceros. 

4. ¿Será este otro punto de desacuerdo? 

Después de meses de marear la perdiz, parece que cuando un punto de desacuerdo se arregla, sale uno nuevo. Hasta el momento el mayor punto de fricción que había trascendido era la cláusula de responsabilidad que planteaba Alcoa y que el Gobierno se negaba a aceptar. La multinacional planteó el cambio en esta cláusula, pero ahora el Gobierno dice que debe ser ella la que se ocupe también del proceso de venta, algo que a priori se desconocía. Además está el antecedente del verano, cuando las negociaciones directas entre Alcoa y Liberty House, del grupo Alvance, se truncaron y tuvo que entrar la Sepi para salvar la situación, aunque al final tampoco esa negociación salió bien. Así, la nueva premisa del Gobierno podría complicar las cosas. 

5. ¿Qué dicen los trabajadores? 

Los trabajadores pasaron de la esperanza que les daba el cambio de postura de Alcoa al cambiar la cláusula de responsabilidad al desasosiego que les dejaron las palabras del secretario de Industria. Desde el comité siempre defendieron que realizar la operación de venta a través de la Sepi es la garantía de que esta se salde con un proyecto viable y de futuro para San Cibrao y tras las palabras de Blanco ven como esa posibilidad parece diluirse. La plantilla sigue apelando al Gobierno para que cumpla con sus compromisos y con el mandato del Congreso y el Parlamento gallego para efectuar la compra de la planta a través de la Sepi. 

6. ¿Cuál es el principal temor de la plantilla? 

La plantilla lleva más de tres meses acudiendo a trabajar en unas circunstancias, que según dijo el comité en más de una ocasión, no son de normalidad. Acuden a su puesto de trabajo con la espada de Damocles sobre la cabeza y desconociendo cual será su futuro a corto plazo. Las cubas de emergencia se siguen parando porque es inviable que sigan produciendo sin ser rebrascadas, lo cual no ayuda en nada a la viabilidad de la fábrica. Si la Sepi no se hace cargo de la venta, los trabajadores temen que de producirse se haga a algún fondo buitre o algún grupo inversor que no apueste por la producción de aluminio y se repita la situación que ahora se está viviendo en las antiguas factorías de Alcoa en A Coruña y Avilés. Precisamente el presidente del comité de empresa, José Antonio Zan, se preguntaba la pasada semana cómo el Gobierno era capaz de denunciar a Alcoa por su actuación en sus antiguas plantas y al mismo tiempo le daba luz verde para vender San Cibrao. El comité sigue apostando por Liberty y aunque acepta que haya otros compradores, pide respecto para quien, dicen, apostó por ellos desde hace diez meses. 

7. ¿Tienen alguna decisión sobre lo que harán? 

No, eso se decidirá en la asamblea de este lunes, pero por lo de pronto, el comité ya tiene solicitada la huelga para que en caso de que los trabajadores decidan hacer un nuevo paro, este pueda empezar ya a finales de esta semana sin más dilación. 

8. ¿Qué supondría una nueva huelga? 

Alcoa ya ha dicho que solo negociará la venta en un clima de paz social que se rompería si vuelve a haber huelga. Pero para evitarla en caso de que la plantilla decidiera convocarla aún quedan días para que se produzcan avances suficientes en las negociaciones que convenzan a los trabajadores. 

9. ¿El tiempo de la negociación está agotado? 

En teoría sí, desde la medianoche de pasado viernes, aunque el comité siempre dijo que ese plazo podría ampliarse si había avances significativos que dejaran ver un futuro viable para la planta. Las últimas noticias de Industria, en principio, encendieron todas las alarmas y las ganas de lucha.

¿Se complica el futuro para Aluminio?
Comentarios