martes. 20.10.2020 |
El tiempo
martes. 20.10.2020
El tiempo

El colegio de O Vicedo defiende la entrada marcada para los alumnos

Colegio de O Vicedo. JOSÉ Mª ÁLVEZ
Colegio de O Vicedo. JOSÉ Mª ÁLVEZ
El claustro sostiene que el protocolo impide a los padres entrar al centro por lo que "é lóxico" que los alumnos esperen a que toque la sirena

El colegio de O Vicedo emitió este viernes un comunicado en el que defiende la entrada habilitada para los 35 alumnos no transportados del centro y que esta semana había suscitado las críticas de algunos padres por encontrarse en una carretera en el exterior del recinto escolar.

"Esa entrada é a normal de acceso ao centro dende fai máis de dez anos e ninguén puxo ningunha obxección ata o de agora", explican y subrayan que únicamente da acceso a una vivienda. "A outra entrada é para os alumnos transportados, xa que é a única onde pode acceder o autobús sen manobrar", matizan.

"As raias pintadas no chan puxoas a Asociación de Nais e Pais de Alumnos (Anpa) do centro previa consulta coa dirección e co Concello do Vicedo co fin de delimitar as zonas de espera dos alumnos por cursos para manter os grupos burbulla", aseguran.

En este sentido, recalcan que el protocolo del covid-19 para los centros de enseñanza no universitarios, "salvo por razóns xustificadas ou relacionadas con procesos administrativos", no permite la entrada de los padres al centro educativo, "polo tanto é lóxico que os alumnos esperen coas súas familias a que soe a sirena dado que estamos falando dun número moi baixo de alumnado, non producíndose aglomeracións se se respectan os horarios fixados".

Desde la dirección del colegio también aseguran que ni ellos ni la Anpa recibieron ninguna queja al respecto de esta entrada y subrayan que el pasado martes hubo un consejo escolar, "no que os representantes das nais e pais non manifestaron nada en relación con este tema como así consta na acta de dito consello".

Además, quisieron subrayar que la dirección de la Anpa les había transmitido que no tenía nada que ver con las quejas.

El colegio de O Vicedo defiende la entrada marcada para los alumnos