domingo. 23.01.2022 |
El tiempo
domingo. 23.01.2022
El tiempo

Christian Chao, de regreso a A Mariña tras su experiencia en Japón

CRISTIAN CHAO , JUGADOR DEL XOVE FS- FOTO JM ALVEZ
Christian Chao posa en Foz, donde reside, con la camiseta del Xove FS. JOSÉ Mª ÁLVEZ
El jugador vivariense estuvo un año en el Bork Bullet Kitakyushu de la Liga nipona y ahora juega en un Xove FS lanzado en Tercera División.

Tras una experiencia de un año en Japón jugando en el Bork Bullet Kitakyushu de la Primera División nipona, Christian Chao (Viveiro, 1987) regresó a la comarca para establecerse en Foz junto con su pareja, con un contrato de trabajo y para seguir con su pasión, que es el fútbol sala, en el Xove FS. 

Un Xove FS que está siendo protagonista en la Tercera División. Tras los dos primeros encuentros perdidos en Liga, solo han dejado escapar un empate, ante el líder, el Lugo Sala, contando los demás duelos por victorias. "Empezamos la temporada de una manera extra, con dos accidentes contra Vigo y Bueu", recuerda. "Nos confiamos un poco, no estuvimos a la altura, pero esas dos derrotas nos sirvieron para ponernos las pilas, encadenamos once victorias seguidas y luego empatados con el Lugo Sala", afirma.

El Xove FS es, junto con el Lugo Sala y el Grupo Forma-T Vilalba FS, segundo, los grandes favoritos para el ascenso. "Tenemos una plantilla de calidad, con futbolistas que han jugado en categorías más altas, pero no contábamos con esos dos tropiezos al principio", insiste, y cree que el Lugo Sala es el gran favorito para alzarse con la primera plaza y subir directamente. "Ellos son un equipo muy serio, ordenado, que trabaja muy bien, que es superior al resto de los equipos", reflexiona, pero añade. "Nosotros tenemos que seguir en esta misma línea, ellos puedes tener un tropiezo y podemos ir a ganar a Lugo en la segunda vuelta, pero lo veo muy difícil", señala.

Tenemos una plantilla de calidad, con futbolistas muy buenos, pero no contábamos con los dos tropiezos de principio de temporada

A pesar de ser un veterano (cumple 35 años en unas semanas), Christian Chao mantiene "la ilusión por hacer lo que llevo haciendo toda mi vida, desde los 17 años que debuté en Segunda División con el Porto de Celeiro", subraya, aunque reconoce que "esta temporada no empecé bien, llegué de Japón y apenas tuve descanso y físicamente estaba con molestias; al principio no estuve muy fino, pero ahora me encuentro mejor".

Recuerda Chao su aventura en Japón, a la que califica como "la mejor experiencia deportiva de mi vida". Primero tuvo un contrato de media temporada, le renovaron, pero cuando hubo el parón por los Juegos Olímpicos tuvo una oferta de trabajo en A Mariña y su pareja sacó la plaza de profesora se decidió volverse a la comarca.

"Me trataron genial, y ellos estaban muy contentos conmigo, pero cuando eres extranjero allí tienes que marcar las diferencias y yo tenía limitaciones físicas, con muchas molestias", relata Chao. "Si me pilla con 25 años aún estaría muy allí, porque es una Liga muy competitiva, con una buena organización y visitas un montón de ciudades", completa.

Si me pilla con 25 años aún estaría jugando en Japón, porque es una Liga muy competitiva y con una buena organización

Y es que Japón tiene un buen nivel en la Liga. "Todos los jugadores de la selección juegan aquí, y cada equipo tiene un par de brasileños; yo no me esperaba tanto nivel", dice. Christian jugó en el Bork Bullet junto a Hugo Sánchez, exjugador del Burela FS y del Azkar Lugo, que estuvo allí tres temporadas antes de retirarse. 

"Tuve la suerte de viajar por todo el país, visitar Tokio, Kioto, Hiroshima... Y me encantó la comida", dice, y añade. "Me quedé enamorado del país". ¿Cuenta con volver de vacaciones? "Tengo ganas de volver, pero en otro momento, porque tal y como está ahora la situación; ya tuve problemas para entrar incluso con un contrato especial", cuenta.

Christian Chao ha desarrollado gran parte de su trayectoria deportiva en Galicia. Comenzó en el Porto de Celeiro y poco después firmó por el Burela FS, aunque la primera temporada estuvo cedido en el Lanzarote junto a Javi Rodríguez, que la temporada pasada defendió los colores naranjas. Tras más de un lustro con el Pescados Rubén FS se marcó al Noia cuatro temporadas y otra al Santiago, antes de ir a Japón. "Nunca quise salir a jugar fuera de Galicia", reconoce. "Cuando salí de Burela tuve ofertas para irme fuera, pero nunca di el paso", y lo explica. "Soy una persona muy familiar, estaba encantado por aquí".

¿Está cerca su retirada? "Tengo dos pensamientos. Por un lado es mi pasión, es lo que llevo haciendo toda mi vida, pero por otro la última temporada en Japón me desgastó muchísimo. No sé qué voy a hacer, si me encuentro con ganas y el físico me respeta seguiré una temporada más siempre que el club quiera", dice.

No sé que voy a hacer, pero si me encuentro con ganas y el físico me respeta seguiré una temporada más siempre que el Xove FS quiera

También ha barajado la opción de ser entrenador una vez que deje el fútbol sala como jugador. "Antes lo veía improbable, pero ahora lo veo un poco más probable, porque me gusta explicarle a los más jóvenes cómo veo yo este deporte", asegura. "De todas formas, el día que lo dejé estaré un tiempo apartado".

Sobre el Pescados Rubén Burela FS, reconoce que sigue su trayectoria y que tiene todavía a excompañeros jugando, como Edu. "No han tenido suerte, y el primer partido que me viene a la cabeza es del del Betis", señala. "Ha llegado Riquer, que traía ideas nuevas, y al principio siempre cuesta un poco. Están haciendo un buen trabajo pese a los malos resultados y si sigue así van a salvar la categoría", dice. 

Sobre las chicas "no hay palabras; hay muchas jugadores de mi época en el club, como Peque, Jozi, Lara, Julio, Lucas... Me alegro mucho por el Burela FS en general porque lo están haciendo muy bien", concluye.

Christian Chao, de regreso a A Mariña tras su experiencia en Japón
Comentarios