martes. 21.09.2021 |
El tiempo
martes. 21.09.2021
El tiempo

Una chalana, del instituto al mar

Los alumnos con los profesores, el día de la botadura en Morás.EP
Los alumnos con los profesores, el día de la botadura en Morás.
Alumnos del ciclo superior del IES de Xove hicieron a mano una barca y la probaron en Morás

Para no tener "coñecementos náuticos, nin de mecánica de fluídos nin de física aplicada ao sector naval", el experimento de construir una chalana que realizaron alumnos del ciclo superior de Programación da Produción en Moldeamento de Metais e Polímeros del IES Illa de Sarón de Xove salió bastante bien y su botadura en Morás fue todo un éxito.

Adán Araújo, Felipe Baño, Edgar Bares, José Manuel Cancela, María Inés Díaz, Saúl Martínez y Luis Sanjuán, alumnos del primer curso del módulo de moldeo abierto que imparte Daniel Paz, fueron los encargados de dar forma a la embarcación, "aínda que o resto de alumnos e profesores participaron no proxecto dunha forma ou doutra", puntualiza el docente, quien reseña que la construcción de la chalana fue un proceso "practicamente manual" en el que emplearon como materiales PVC espumado, fibra de vidrio y resina de poliéster.

El origen de esta barca está en el grupo de trabajo creado a propuesta de la Xunta para "perfeccionar técnicas" y que implicó también al IES Valentín Paz Andrade de Vigo, que es junto al xovense el único de Galicia donde se imparte este ciclo superior. "Veu un profesor, fixemos un grupo de traballo e a partir de aí propúxenlle aos alumnos facer unha barca como proxecto de equipo na terceira avaliación", reseña Paz, quien relata que empezaron "a cegas, mirando vídeos en internet, buscando planos... porque ninguén de nós fixera unha nunca unha barca desde o principio".

La chalana mide cuatro metros y medio de eslora y su estructura interna es de PVC espumado. "Algunhas pezas cortámolas nunha máquina, o pantógrafo, e as máis grandes a man, con serra de calar. Cando estivemos a estrutura montada démoslle fibra de vidro e resina de poliéster para que non filtre a auga", cuenta. A lo largo de las últimas semanas las piezas fueron encajando y con ayuda también "de todo o departamento" consiguieron no solo acabar la barca, sino "levar o proxecto á práctica no sentido de que a botamos no mar", en el Portiño de Morás, adonde la trasladaron con ayuda de un remolque del Concello.

En el próximo curso retomarán el proyecto para perfeccionar técnicas y pintar la chalana, que está con el acabado de resina, aunque ya la bautizaron como Pan e Ovo.

Una chalana, del instituto al mar
Comentarios