La cerámica del galeón de Ribadeo ofrece información única que no se conocía

Los estudios de tres especialistas del CSIC demuestran una gran pericia al realizar las ánformas, que se usaban sobre todo para el transporte de agua y aceite ► También se logró detallar el recorrido realizado por el buque
Ánforas localizadas cerca del galeón de Ribadeo. ARMADA ESPAÑOLA
photo_camera Ánforas localizadas cerca del galeón de Ribadeo. ARMADA ESPAÑOLA

Las investigaciones de los restos extraídos del galeón San Giacomo di Galizia hundido en la ría de Ribadeo publicadas por el Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) tienen un apartado dedicado especialmente a la cerámica del que se encargó Sagrario Martínez Ramírez, del Instituto de Estructura de la Materia (IEM-CSIC). También de esta parte del trabajo de investigación salieron descubrimientos importantes sobre la navegación en el siglo XVI, ya que se aprecian dos tipos de cerámica diferente. Una cocida a menos de 800 grados y otra a más de 900.

Martínez Ramírez expone que esto desvela que las primeras se relacionan con jarras para el almacenamiento de aceites. Las segundas, cocidas a temperaturas bastante más elevadas, estarían vinculadas directamente a piezas de vajilla. El CSIC indica en el informe sobre las investigaciones realizadas a las piezas que esto confirmaría la presencia de cerámica vinculada a la vida cotidiana a bordo de un barco militar.

En los estudios realizados no solo por Sagrario Martínez Ramírez sino también por las científicas Ana Crespo Solana y Marta Moreno García se puede comprobar que la cerámica es uno de los hallazgos más comunes seguida de la madera y de la piedra. Sobre la cerámica que portaba el San Giacomo di Galizia, esta es principalmente de manufacturación portuguesa y se reseña que las vasijas no cumplían con una función culinaria, al menos de forma primordial. 

Los marineros del siglo XVI tenían que cubrir no solo grandes distancias sino que además tenían que estar mucho tiempo sin tocar tierra y utilizaban estas vasijas cerámicas para el almacenamiento de agua como mejor garante disponible de su conservación en aquel momento, algo que era clave para las travesías, especialmente si estas se torcían. Lo mismo se puede aplicar a su otra utilidad fundamental detectada, la de la conservación de alimentos,. 

Conocimientos avanzados

Ana Crespo indica en el informe del CSIC de forma específica que tras el trabajo que realizaron se puede comprobar que "el estudio de las cerámicas y algunas piezas metálicas apuntan a diferentes técnicas de producción y a una importante cadena de conocimientos y mano de obra en su elaboración", algo que hasta el momento no había sido determinada.

La ruta final del San Giacomo di Galizia ya había sido bien identificada por el arqueólogo subacuático Miguel San Claudio, pero ahora los análisis arqueométricos y químicos de las cerámicas, artefactos y restos óseos de fauna del yacimiento, permitieron a la investigadora Martínez Ramírez reconstruir el itinerario de navegación del galeón.

Combinado con el registro arqueológico y la documentación histórica, ahora se puede afirmar que el buque partió de Nápoles y pasó por Cádiz y Lisboa antes de hundirse en la ría de Ribadeo.

Comentarios