La centenaria Isabel García Sierra protagonizó el Encontro de Palilleiras de Xove

Recibió un obsequio del Concello en el pabellón que acogió una cita que reunió a 337 encaixeiras de toda Galicia, Asturias, Castilla León y Madrid
Isabel García Sierra, en la cita xovense. ANTÍA
photo_camera Isabel García Sierra, en la cita xovense. ANTÍA

El undécimo Encontro de Palilleiras de Xove tuvo como invitada de excepción a la vicedense Isabel García Sierra, vecina de Viveiro de 104 años de edad. La centenaria se casó en el concello vivariense, trabajó hasta los 65 años y se retiró cuando hacía la limpieza en una oficina bancaria. Antes desempeñó el mismo trabajo en casas particulares. "Cando me retirei foi cando empecei a palillar e co ganchillo, antes non tivera clases e aprendín a facer de todo". Tanto le gusta que se compró los útiles necesarios para realizar esta labor, que "ao comezo custoume, pero despois fixen de todo, dende puntillas a manteis, colchas, xogos de cama, bolsas para o pan ou panos. Fixen para os sobriños e os netos todos", explica. Isabel comenta que "mentras estás traballando e estás ilusionada con aquilo non te acordas de nada", aunque reconoce que cuando está mucho tiempo haciéndolo se cansa.

La vicedense precisa que "fixen moito, pero agora non me poño con cousas grandes. Hai 15 días avisáronme de que había que vir ao encontro, non tiña nada feito, pero dixéronme que tiña tempo, empecei a facer unha puntilla e levo 2,35 metros. Agora xa non me atrevo a facelas anchas", señala. Cuenta que con las palilleiras acudió a encuentros de este tipo por toda Galicia y Asturias. "Veño para pasalo ben, logo imos comer e volvemos, así pasamos o día moi ben", subraya. 

Isabel García indica que su nieta no quiere aprender, pero "ten de todo, porque fixen de todo, xa que gustábame moito". Recuerda que "de cativa xa cosía, miña nai mandábame alindar as vacas coa costura e perdíalle tódalas agullas polo monte". Entonces ya quería aprender a coser y con el tiempo aprendió cada vez más y terminó yendo a coser por las casas. "Antes faciamos de todo: calcetíns, pantalóns, medias... Cando foi a guerra non había nada, tiven un abrigo que virei tres veces, como non había, primeiro descosino e dinlle a volta e logo tinguino. Gracias ás ovellas, pois coa súa lá faciase moita roupa", apunta. 

El Concello, que preside Demetrio Salgueiro, agasajó a esta veterana y también a la profesora Mercedes Barro, ahora jubilada y una de las impulsoras de la cita. El alcalde agradeció además a la concejala de Servizos Sociais, Ana Abad, y a todos las personas que colaboraron estos días para organizar el evento, que se desarrolló en el pabellón de deportes durante todo este sábado. El evento reunió en la localidad a 337 profesionales de toda Galicia, Asturias, Castilla y León, y Madrid, además de 18 puestos de venta para adquirir artículos de costura.

Comentarios