jueves. 26.11.2020 |
El tiempo
jueves. 26.11.2020
El tiempo

Carlos Quintas: "No veo un problema para que se celebren elecciones en A Mariña"

Carlos Quintas. ARCHIVO
Carlos Quintas. ARCHIVO
El jefe de Medicina Preventiva del Hula señala la irresponsabilidad de algunos contagiados como la clave del brote

Carlos Quintas está indignado. Aún más: cabreado. Ha visto la suficiente muerte y sufrimiento en estos meses como para ser comprensivo con determinados comportamientos. Por eso, el jefe de Medicina Preventiva del Hula no se corta a la hora de analizar el brote que ahora sufre A Mariña y sus circunstancias. No quiere ser agorero, parece más o menos controlado, pero no se fía: la estupidez humana, avisa, no entiende de controles de la Guardia Civil ni de límites comarcales y es la principal aliada del virus.

1. ¿Cómo analiza la situación actual en A Mariña?

Evidentemente, cada situación de brotes que estamos teniendo por todo el país ha sido fruto de la inconsciencia social. Me preocupa más la situación ahora que la de hace dos meses y medio. Mientras no tengamos un 65 o un 70% de población inmunizada, estaremos en riesgo todos. Comprendo la necesidad imperiosa de salir de la reclusión y el dolor por las pérdidas tan terribles de vidas humanas, pero creo que la gente no ha tenido aún capacidad de reflexión: de lo de antes solo hay un responsable, que es el virus, pero ahora los responsables somos cada uno de nosotros individualmente. Toda la ansiedad por salir después de confinamiento no tiene que llevarnos a la estupidez, que nos ha llevado a esta situación. Tenemos la suerte de que los brotes no están siendo graves, pero cuidado que hay ya personas con procesos graves que están siendo ingresadas.

2. ¿Qué cosas se están haciendo bien y cuáles no?

En el brote de A Mariña se está trabajando de manera importante desde los servicios de salud pública para dimensionar la realidad de lo que está pasando; estamos en una situación de transmisión comunitaria que ha dado lugar a un confinamiento parcial, para mí sin parangón con la otra epidemia que estamos viviendo en Galicia, que es la de Alcoa: es muy dolorosa, pero tiene que primar la salud, porque si no da igual que solucionemos los temas económicos. Y siento tener que expresarme con esta dureza, pero es que estoy desconcertado, no acepto la estupidez humana: es que hemos tenido que hacer seguimiento de casos que no han respetado el confinamiento ni dentro de sus propias familias.

3. ¿Cómo está evolucionando la situación?

Es claramente mejor que hace tres o cuatro días porque hemos podido estudiar casi todos los contactos que han ido conociéndose y en secuencia continuada en la zona de A Mariña. Después tenemos algún caso aislado, como el resto de la provincias. Pero es muy difícil manejar esto si no hay corresponsabilidad. No se puede poner un policía detrás de cada uno. Y tenemos una responsabilidad social: hay personas con negocios que ayer vieron como se les marchaban los clientes.

4. ¿Por qué se decidió un aislamiento de cinco días?

No lo puedo especificar, no sé por qué se ha decidido eso. Desde nuestro punto de vista, la coartación de un brote tiene percepciones en cuanto la extensión del grado de introducción de casos que se puedan ir multiplicando o no. Es cierto que la mayoría de los casos son asintomáticos y presentan síntomas leves, se ha hecho un constructo epidemiológico muy definido de la suma de casos y de los contactos y pienso que eso es lo que determinó que las autoridades sanitarias se decidieran. Eso no depende de nosotros. Y se ha tardado porque para retrotraernos a una situación de confinamiento tiene que estar sumamente documentada. Lo que hay que llamar es a la prudencia. Y pongo un ejemplo muy próximo: el fin de semana se celebró en Lugo una prueba de piragüismo en la que había varios clubes de A Mariña; el presidente del Club Fluvial me llamó el viernes a título personal y yo le recomendé que no participasen y que trasladara a la Federación que se debería suspender, pero se celebró y el único que cumplió con su responsabilidad fue el Fluvial, que no participó.

5. ¿Se puede decir que el brote está bajo control?

Los casos los conocemos bien y se ha conseguido hacer seguimiento de aquellas personas que estuvieron en contacto con ellos. Algunas de estas personas no siguieron las recomendaciones de cuarentena, lo que es una irresponsabilidad, poniendo en situación de riesgo a sus propias familias. Si conseguimos que este control se haga bien, tendremos una situación de menor riesgo. Aunque incluso existe la posibilidad de que alguna de las personas que estaba en A Mariña y se ha ido a causa del brote haya tenido contacto previo con alguno de estos insensatos.

6. ¿Las medidas tomadas, si se cumplen bien, pueden ser suficientes?

Vamos a tener barómetros muy pronto. Uno, esa prueba de piragüismo. Y otro, lo que pueda ocurrir en los exámenes de la Abau. Podremos empezar a ver resultados en dos, tres o cuatro días. Pero no quiero crear alarma entre la gente que va a examinarse, si todo se hace de un modo correcto estaremos caminado en el buen sentido. Me da más miedo lo que está pasando en los bares y en las fiestas familiares que la Abau. Por eso no me atrevo a decir que esto esté terminando, no descarto que las autoridades tengan que pensar en ampliar el confinamiento. De momento, no creo que exista riesgo de que se amplíe de A Mariña a otras zonas de la provincia; en Lugo ahora no tenemos ningún otro punto de preocupación.

7. ¿Ve algún riesgo en celebrar las elecciones el domingo?

Suspenderlas sería un anacronismo. Hubo estudios de profesionales en salud pública y epidemiología que avalan la decisión de convocarlas ahora, porque tampoco se sabe qué puede pasar en otoño. No veo que tenga que haber un problema por la situación epidemiológica en A Mariña.

Carlos Quintas: "No veo un problema para que se celebren elecciones...
Comentarios