Miércoles. 21.11.2018 |
El tiempo
Miércoles. 21.11.2018
El tiempo

El camino de la agricultura ecológica

Alejandro Rouco, con uno de sus tractores. IRIA LV
Alejandro Rouco, con uno de sus tractores. IRIA LV

La empresa Agroforestal Rouco, junto con Medio Rural, Xoaga y Arbos, están proyectando en Alfoz un campo de ensayos de donde sacar datos para hacer una producción rentable y sostenible

La agricultura no será igual en diez años. Eso piensa Alejandro Rouco, que en O Val do Ouro está innovando y probando nuevas técnicas de agricultura ecológica importadas de otros países europeos, como Italia, el norte de Francia o Alemania. Hasta allí ha viajado durante los últimos años el empresario mariñano para ver cómo se trabaja allí el campo, qué se puede copiar y qué puede resultar beneficioso para el campo en esta zona del Norte de España .

Un campo de ensayos es la última propuesta que ha puesto sobre la mesa Rouco. En la actualidad cuenta con 22 hectáreas, distribuidas por el concello de Alfoz. Durante dos años, han reconvertido esas tierras de zona forestal a zona agrícola, dos años donde no se han trabajado con productos fitosanitarios para cumplir con la normativa ecológica. Ahora ya han sementado grelos y en diciembre sementarán trigo del país, todo de producción ecológica. "Toda nuestra producción durante los próximos cinco años ya la tenemos vendida", dice Alejandro Rouco, lo que demuestra la mayor demanda de este tipo de productos ecológicos, muy por encima de la oferta.

Pero Agroforestal Rouco, su empresa, se dedica a la venta de maquinaria agrícola, maquinaria de desbroce, trituración y limpieza y venta de piensos y fertilizantes. ¿Por qué entonces se dedica a producir productos ecológicos? "Nosotros, en estas 22 hectáreas, lo que tenemos es un campo de ensayo", explica el empresario, "nuestro propósito es mostrar que hay otro tipo de agricultura, adaptar la maquinaria a esta forma de sembrado, buscar la semilla ideal para esta zona y mostrárselo a los agricultores de la zona". "Nosotros lo que pretendemos en estas fincas es sacar datos para dárselos al agricultor, mostrarle la rentabilidad que tiene", dice. Porque el fin último de Rouco es vender las sembradoras especiales, de la marca italiana Arbos, para este tipo de agricultura. "Y para vender este tipo de maquinaria necesitamos darle datos de productividad a los agricultores, que son nuestros clientes", explica.

Otro de los objetivos de Rouco es implantar el sistema holandés, "donde tú le das al cliente y al ganadero el servicio más completo posible"

Por ello, Rouco sigue buscando fincas hasta llegar a 50 hectáreas "para que realmente el ensayo sirva, porque no se puede hacer en parcelas pequeñas, porque no sería fiable", argumenta el mariñano.

DIVERSIDAD DE PRODUCTOS. Pero no solo van a plantar en esta zona de ensayo grelos y trigo del país, que será para producir pan ecológico. También van a producir girasol, alfalfa, cebada, avena y colza. "La idea es concienciar al agricultor de que hay otra forma de hacer agricultura", dice el empresario. En la actualidad, en la zona hay cierta producción de este tipo, pero es de hortalizas, como lechugas, tomates, fabas o manzanas de pequeños agricultores.

En esta zona de A Mariña, lo que más abunda son los agricultores que se dedican a sembrar forrajes para ganado. "Muchos siembran forrajes, comida para animales, y son producciones muy altas", dice Rouco.

En este nuevo proyecto van de la mano, además de Agroforestal, la empresa de Rouco, la Consellería de Medio Rural, Xoaga y Arbos, y todo bajo la lupa del Consello Regulador de Agricultura Ecolóxica de Galicia (Craega).

Es tal la demanda de productos ecológicos, que según relata el propio Rouco "ya hay empresas de otros puntos de España para instalarse aquí, en esta zona, para hacer una producción ecológica a gran escala, aunque siempre limitado por el minifundio que hay en Galicia", apunta. Y señala a Coren "como la empresa gallega que va a llevar la voz cantante en este tipo de agricultura y productos", advierte.

"Ahora lo que nos toca a nosotros es recoger los datos de lo que estamos haciendo. Influye mucho cómo trates la tierra, el arado, la forma de sembrar, los tiempos de sembrado y luego hay que probar las semillas que se adapten bien a esta zona", explica el valadourense, que cuenta con un grupo de unas 15 personas trabajando en su firma, radicada en O Valadouro, entre administrativos, mecánicos y comerciales.

Otro de los objetivos de Rouco es implantar el sistema holandés, "donde tú le das al cliente y al ganadero el servicio más completo posible". Para ello, desde Agroforestal trabajan de tal manera que intentan "diseñar máquinas que se adapten a esta zona, un trabajo de I+D".

el futuro, diversificar. Como conclusión, Rouco afirma que la clave del futuro de la agricultura y también de la ganadería es diversificar. "Todo lo ecológico tiene mucha demanda. En Alemania, por ejemplo, un ganadero tiene 80 o 100 vacas, pero también tiene una quesería y otro tipo de negocios para que sea rentable su ganadería", explica el joven empresario de O Valadouro.

El camino de la agricultura ecológica
Comentarios