La caída de chapas por el viento dañó tres coches en Burela

O Penedo do Galo en Viveiro registró una ráfaga de más de 128 kilómetros a la hora
Retirada de chapas desprendidas en Burela JM ÁLVEZ
photo_camera Retirada de chapas desprendidas en Burela. JM ÁLVEZ

La caída de chapas de onduline desde inmuebles situados en diferentes puntos de Burela causó daños en al menos tres automóviles estacionados en la calle y obligó a cortar al tráfico algunas calles de manera temporal mientras se realizaban los trabajos de retirada y sujeción.

Dos de los vehículos afectados estaban aparcados en Nosa Señora do Carme y otro en Pardo Bazán, según los agentes de la Policía Local, que también retiraron ramas de árboles en la Praza do Concello. Además, cayó un árbol en la zona del mercado.

La Policía Local, que agradeció la ayuda de los operarios municipales del servicio de Obras, registró cinco avisos por el desprendimiento de chapas de edificios, que cayeron a la calle o corrían el riesgo de desprenderse.

Las incidencias se produjeron en la avenida Arcadio Pardiñas, tanto en la zona de O Campón como en las proximidades del supermercado Eroski, así como en las calles Leandro Cucurny, Eijo Garay, Rosalía de Castro, Pardo Bazán y en Nosa Señora do Carme. En esta última estuvo interrumpido el tráfico mientras actuaban los bomberos del parque comarcal de Barreiros.

Este servicio también intervino en el tragaluz del centro comercial Porto Plaza, donde actuaron desde el interior, dada la dificultad de acceder por el exterior. Las chapas de un lateral de un edificio de Nosa Señora do Carme volaron hacia fuera y parte cayeron en la terraza interior de otro edificio que da a la calle Curros Enríquez. El vendaval provocó además el desprendimiento de cornisas, letreros y daños en un tejado próximo a la pérgola de Casas Baratas, indican desde Protección Civil de Burela.

En la estación que tiene Meteogalicia en el monte Castelo de Burela no era posible consultar este jueves la intensidad del viento, pero en O Penedo do Galo (Viveiro) la ráfaga máxima fue de 128,4 kilómetros a la hora, mientras que Foz llegó a 88,9.