sábado. 04.04.2020 |
El tiempo
sábado. 04.04.2020
El tiempo

Burela se cita de nuevo con las urnas para conformar su corporación local

Votaciones en una mesa de Burela el pasado domingo. JOSÉ Mª ÁLVEZ
Votaciones en una mesa de Burela el pasado domingo. JOSÉ Mª ÁLVEZ
Unos pocos votos pueden cambiar el reparto de poder y los partidos pelean sin campaña

Burela volverá este domingo a las urnas, aunque solo será parcialmente, al tener que repetir los comicios locales en una de las mesas electorales del IES Perdouro, en la que tienen derecho a voto un total de 624 personas. Estas votaciones determinarán la composición de la corporación burelesa —los resultados provisionales son seis ediles para el PSOE, cuatro para el PP y tres para el BNG— y que está pendiente de unos pocos votos, pero que todos los partidos saben vitales, por lo que, aún sin campaña por la prohibición expresa de los tribunales, pelean por el apoyo de los vecinos.

Cada uno echa sus cuentas, lo que lleva a pronósticos diversos que van de un extremo a otro, desde que el PSOE logre la mayoría absoluta, que está en siete concejales, a que pierda uno, quedándose en cinco. Esta última cábala es la que lanza el PP, agrupación que extrapolando los resultados de las elecciones generales del pasado domingo augura "a posible perda dun edil por parte do PSOE, do que poderiamos aproveitarnos nós, co que habería un empate técnico entre ambos a cinco concelleiros, mentres o BNG quedaría con tres", asevera Manuel Rouco, el cabeza de lista del PP.

Una euforia que aplica trasvasando los datos de las votaciones generales del pasado domingo "onde fumos o partido máis votado nesa mesa, o que non ocorría dende hai unha década". Los populares obtuvieron el domingo en esa mesa, la 1005 U, un total de 134 votos, frente a 121 del PSOE, 39 de Vox, 38 del BNG y 12 de Ciudadanos, partidos todos que volverán a concurrir en los comicios del domingo, de los que se dio de baja Compromiso por Galicia, tras aceptar la junta electoral la renuncia individual de todos los componentes de la lista. "Se se dese un resultado similar habería un cambio de rumbo", augura Rouco.

Son unas declaraciones que no comparten otros grupos, como es el caso del PSOE, donde reconocen que en las elecciones locales tienen un porcentaje de voto "de entre un 12 ou 14 por cento por riba doutras citas, como as xerais ou as autonómicas", por lo que no ven descabellado lograr el séptimo edil, del que se quedaron a una veintena de votos, y lograr así la mayoría absoluta, lo que sería para ellos una carambola perfecta.

"O único que pedimos é que a xente vote en conciencia", recuerda el teniente de alcalde, Ramiro Fernández Rey, quien no oculta que lograr la mayoría "sería positivo tanto para nós como para o pobo de Burela, porque nos daría unha estabilidade para gobernar, que está claro que axudaría a sacar as cousas para adiante, para o que igual habería máis atrancos se temos que pactar", reconoce.

Los resultados provisionales son seis ediles para el PSOE, cuatro para el PP y tres para el BNG

Un acuerdo que ya se empezó a fraguar en verano con el primer inicio de las conversaciones entre socialistas y el Bloque, que fue la tercera fuerza política el pasado mayo y que aspira a conservar las tres actas. Espera poder rentabilizar la subida de un partido "que é a forza de esquerdas que máis sobe na comarca" y que consigue un incremento "dun 47% nas últimas xerais con respecto ao mes de abril". Una tendencia al alza que espera que le favorezca, aunque es muy gráfico señalando que "en Burela todo está aberto, pois todo se xoga nuns cantos votos".

Tenga el número de concejales que tenga, el portavoz del BNG recuerda que "o noso traballo vai ser sempre o de mellorar as condicións dos veciños de Burela", asevera.

Una frase que casi calca Carlos Peinó, candidato de Burela Sempre, quien apuesta por entrar en el gobierno "porque Burela está moi mal e queremos facer un traballo limpo e que o concello saia para adiante, que non se atrase, que volva ser o que era, que está moi baixa", manifiesta. Algo para lo que, reconoce, necesitan el apoyo de mucha gente, pero "nós confiamos moito na xente de Burela, nesa xente que aínda ten aquel detalle de dicir, pois mira, este partido pode botarnos unha man. E esa xente existe, seino perfectamente", confiesa el candidato, cuya formación fue la que presentó un recurso al no aparecer los seis votos nulos y que llevó al TSXG a ordenar la repetición de los comicios.

Una mesa para los de la 'parte de arriba de la vía'
Burela está dividida al medio por la vía del tren, por lo que sus vecinos siempre se clasificaron como los de arriba o los de abajo de la vía. Así, las personas que pueden votar el domingo son los que están censados en toda o en parte de las calles Arcadio Pardiñas, Burela de Cabo, Camiño Real, Campón, Canabal, Torrentes, Celso Emilio Ferreiro, Eijo Garay, Rúa das Flores, Pascual Veiga, y Zeppelín. Son once calles de esa 'parte de arriba de la vía'.

Mismas caras
El presidente y los vocales serán los mismos del pasado 26 de mayo, ya que la ley así lo obliga, por lo que no fue necesario un nuevo sorteo. Sobre ellos recaerán de nuevo todos los focos.

Nuevas papeletas
Lo que sí habrá serán nuevas papeletas, pero solo de Burela Sempre al cambiar algunos nombres de la lista. Para el resto valen las ya impresas en mayo.

Burela se cita de nuevo con las urnas para conformar su corporación...
Comentarios