lunes. 03.08.2020 |
El tiempo
lunes. 03.08.2020
El tiempo

El brote obliga a ajustar el número de alumnos por aula para la selectividad en Viveiro

Un profesor vigila a los alumnos que se examinaron este lunes en Toledo. EFE
Un profesor vigila a los alumnos que se examinaron este lunes en Toledo. EFE
Unos 300 jóvenes inician las pruebas este martes

El brote de coronavirus registrado en la comarca de A Mariña ha obligado a la organización de la selectividad a reforzar el dispositivo de seguridad para el IES Vilar Ponte. Este instituto de Viveiro acogerá las pruebas para cerca de 300 jóvenes y las medidas decretadas para la zona han llevado a ajustar el número de alumnos por aula, para acomodarse a la nueva distancia interpersonal, y a incrementar el personal desplazado para vigilar los exámenes y el cumplimiento de los criterios de seguridad. 

El documento impulsado por la Consellería de Sanidade, que incluye las medidas relativas al aislamiento por Covid-19, entró en vigor en la noche del domingo y la Comisión Interuniversitaria de Galicia (Ciug) ha realizado algún ajuste en la organización de las pruebas y en el protocolo ante el virus que sirvió de base para todas las comisiones delegadas. 

Según recuerdan fuentes del organismo, una de las modificaciones afecta a los centros que acudirán a la localidad a hacer la Abau. Tradicionalmente, el IES Vilar Ponte es la comisión delegada en selectividad tanto para los jóvenes de este municipio como de otros puntos de la comarca y de Ortigueira. Ante el rebrote y el cierre de A Mariña, la Ciug ha decidido cambiar la comisión delegada a la que tendrá que presentarse el alumnado de este municipio coruñés, que pasará a hacer la Abau en la facultad de Humanidades del Campus de Esteiro, en Ferrol.

Por otro lado, los jóvenes del IES San Rosendo de Mondoñedo, que iban a desplazarse a Lugo, realizarán las pruebas en Viveiro, donde también se presentarán los alumnos con necesidades educativas especiales. 

Los alumnos del IES San Rosendo de Mondoñedo y los que tienen necesidades educativas especiales no irán a Lugo y se examinarán en Viveiro

El total de alumnos se quedaría aún así en una proporción similar a la prevista, pero se reforzará la comisión con vocales y "más vigilantes" con el fin de contar con más profesorado que permita atender a los estudiantes, sobre todo a aquellos con necesidades específicas de apoyo. 

Según ha explicado la vicedirectora del IES Vilar Ponte, Paula Sentandreu, se están acomodando las instalaciones del centro y recolocando los puestos para adaptarse a la distancia interpersonal de dos metros, puesto que la disposición de pupitres estaba inicialmente planteada para el metro y medio y la 'nueva normalidad'. 

Esta circunstancia ha obligado a "espaciar más" cada clase, y ha calculado que se situarían a unos 14 alumnos en cada una, teniendo en cuenta esta distancia. Asimismo, las instalaciones del centro cuentan con un pabellón preparado para la realización de las pruebas y se aprovecharán todas las aulas posibles para acoger los exámenes en condiciones de seguridad.

La orden del Diario Oficial de Galicia también ha obligado a modificar el protocolo y las normas de adaptación al contexto de Covid-19 elaboradas por la Ciug. Uno de los puntos del documento publicado reconoce una excepción en el uso de la protección individual para el alumnado de A Mariña, al permitirles quitarse la mascarilla en el momento de sentarse a realizar la prueba. 

Este aspecto entraba en directa contradicción con el protocolo de la selectividad, que obligaba al alumnado a usar la mascarilla "en todo momento" dentro del aula. Es por ello que la CIUG remitió una instrucción a los presidente de todas las comisiones de Galicia para acomodarse a la orden del DOG, para que todos los estudiantes puedan hacer los exámenes "en las mismas condiciones" en Galicia. "No tiene mucho sentido quitarse la mascarilla donde hay un brote de coronavirus y que no puedan en el resto de la comunidad", explica el delegado del rector de la Universidade da Coruña, Pedro Armas.

La Xunta, por su parte, está incidiendo especialmente en prevenir y vigilar las aglomeraciones y las eventuales celebraciones del alumnado tras concluir las pruebas. La orden del Sergas, de hecho, insta a evitar los grupos de más de diez personas en las zonas externas a las aulas donde se realicen los exámenes y en el exterior de los lugares. 

El brote obliga a ajustar el número de alumnos por aula para la...
Comentarios