viernes. 22.01.2021 |
El tiempo
viernes. 22.01.2021
El tiempo

Broche a la dedicación

Joel Crespo Pérez. AMA
Joel Crespo Pérez. AMA
Joel Crespo Pérez cerró con matrícula los estudios de piano en el conservatorio de Viveiro

El ortegano Joel Crespo Pérez concluyó con matrícula los estudios de piano en el Conservatorio Profesional de Música de Viveiro. Su objetivo ahora es preparar la prueba para seguir con estas enseñanzas de grado Superior en A Coruña. Comenta que no esperaba notas tan buenas, «tuve que estudiar mucho y prescindir de otras actividades».

Su afición surgió cuando encontró en su casa un piano eléctrico de su padrino con 9 o 10 años, que con el tiempo cambió por otro más grande. Desde entonces insistió ante sus padres para estudiar piano y ahora practica en casa con uno acústico vertical. «La diferencia se nota, sobre todo de uno eléctrico a uno acústico, y de uno vertical a uno de cola, también. Hay muchas cosas que tienes que saber que hacer, porque son diferentes».

Su formación comenzó en la escuela de música de Ortigueira, desde la que accedió a tercero de profesional en el conservatorio vivariense. Ahora pretende hacer la prueba para el Superior de A Coruña. Joel asegura que no le importaría combinar los conciertos con impartir clases, «lo que consiga hacer», indica, pero desea centrarse en la música, «que es lo que más me gusta».

Con 19 años, finalizó Bachillerato en 2019 y este curso se ha dedicado ya por completo a estudiar música, que afirma que le aporta «felicidad, siento algo diferente que no conocía antes de tocar el piano, tanto al escucharla como al interpretarla». Su época preferida es el romanticismo y su autor favorito, Liszt, aunque escucha todo tipo de música, desde jazz a blues o rock pasando por metal.

El ortegano, que toca con los coros Tempo Novo y Concerto Tempiño, de Ferrol, y los grupos Skol y The Crown Proyect, dedica unas cuatro horas a ensayar y dice que todas sus aficiones están relacionadas con la música, aunque aspira a ser concertista de música clásica con piano, en solitario o con orquesta. Es consciente de que para lograrlo «hay que estudiar mucho y dedicarle toda la vida», pero está dispuesto a ello, porque «es lo que quiero, reitera.

Broche a la dedicación
Comentarios