La biblioteca libre triunfa en Barreiros

El gobierno municipal optó por realizar esta iniciativa en la que ofrecen medio centenar de libros de forma gratuita en la Praza do Souto de San Miguel de Reinante
Ana Ermida, en la biblioteca libre de San Miguel de Reinante. EP
photo_camera Ana Ermida, en la biblioteca libre de San Miguel de Reinante. EP

Hace ya un par de meses que la Praza do Souto de San Miguel de Reinante acoge un curioso mueble de madera. Si uno se queda a mirar el tiempo suficiente, podrá ver a gente que se acerca al mismo, lo abre y de su interior saca un libro. O tal vez lo deje dentro. Eso depende, porque se trata de lo que el gobierno municipal llama una Biblioteca Libre. El propio nombre ya no deja mucho espacio para las interpretaciones. 

Es un espacio en el que el gobierno municipal depositó una serie de libros a los que se puede acceder con total libertad y con un único compromiso, que es el de devolverlos en el mismo estado en que se recogieron.

Para ello, al contrario de lo que sucede en las bibliotecas tradicionales, no hace falta disponer de un carnet de socio ni tener ninguna tarjeta especial. Solo ganas de leer y curiosidad por los libros, porque entre los ejemplares se puede encontrar algo de todo.

La iniciativa no la inventaron en Barreiros. La alcaldesa, Ana Ermida, cuenta que se trata de un modelo que funciona en varios países de Europa con una buena respuesta. Y aunque sabe que, por población, esa respuesta no puede ser la misma que en una ciudad, sí quiso amoldar la oferta y lanzar esta posibilidad que cree que puede funcionar.

Para ello, a lo largo del año pasado el alumnado que se encontraba en el Obradoiro de Emprego del que disponía el Concello de Barreiros trabajó en el diseño y elaboración del mueble que alberga los libros. 

En el caso de San Miguel, se colocó en la Praza do Souto, que Ana Ermida explica que es además "un sitio simbólico do concello de Barreiros. É un núcleo de poboación importante e ademais dase a coincidencia de que está diante da casa de Antón Moreda, que penso que estaría moi contento de que algo así se puxese alí".

Usuarios muy satisfechos

Ermida apunta que la filosofía con esta biblioteca es muy clara: "a autorregulación". Así que básicamente lo que hay que hacer es "coller os libros e levalos en préstamo", aunque añade que aún hay otra opción más, que es que "se alguén está interesado, pode levalo e quedarse con el, aínda que neste caso deberá deixar outro no seu sitio".

Y aunque pueda sonar algo ingenuo la realidad es que "de momento está funcionando ben. Non manexamos datos concretos que nos poidan indicar cal é o fluxo exacto que está xenerando, pero polo que podemos escoitar e polo que se nos di, a xente está contenta e fala ben".

Otra pata importante del proyecto es la educativa, en este caso vinculada al colegio de San Miguel. Desde el Concello trataron de involucrar a los niños en este proyecto y por eso Ana Ermida cuenta que lo que hicieron fue "falar con eles e dixémoslles que queríamos que esto fose tamén deles, e que tratasen de que ninguén lle fixese nada malo".

En cuanto a los libros que se pueden encontrar, la alcaldesa relata que lo que hicieron fue una pequeña selección de forma que "se poida atopar un pouco de todo. Hai novelas, claro, pero tamén hai poesía e ensaios. A idea que temos é que se poida ler un pouco de todo, aínda que sexa pouco porque en total haberá uns cincuenta libros".

Comentarios