jueves. 22.08.2019 |
El tiempo
jueves. 22.08.2019
El tiempo

Barreiros suma una nueva centenaria que viaja un día al mes a Vegadeo

La familia de Ramona Castañón celebrando su cumpleaños. AEP
La familia de Ramona Castañón celebrando su cumpleaños. AEP

Ramona Castañón Junco nació en A Roda, en Tapia, aunque vivió gran parte de su vida en la parroquia trabadense de Ría de Abres. Esperó con mucha ilusión el día de su centenario

El municipio de Barreiros parece terreno abonado para la longevidad, particularmente la femenina, a tenor de la cantidad de mujeres centenarias que va sumando. Desde este jueves cuenta otra más. Se trata de Ramona Castañón Junco, que ahora vive en Santiago de Reinante, aunque en realidad es originaria de la localidad tapiega de A Roda y vivió gran parte de su vida en Ría de Abres, en Trabada. Ahora vive en el concello barreirense junto a una de sus hijas y a una de sus nietas. Pese a tener ya cien años, Ramona Castañón se encuentra muy bien de salud y trata de ser todo lo autónoma que puede. Tanto, que un día al mes viaja a la localidad asturiana de Vegadeo para cobrar su pensión, ir a la farmacia y comer siempre en el mismo lugar, el bar Asturias, un clásico de la localidad.

Este jueves fue un día grande para Ramona y para su familia porque salieron a celebrar su centenario. Lo hicieron con una comida familiar en Casa Jano, un conocido restaurante de la pequeña localidad de Piantón, en el municipio de Vegadeo.

Su nieta, Noelia Díaz, explicaba que Ramona "está muy bien, la verdad. Ella se encuentra bien y busca siempre hacer las cosas por sí sola. Nosotras la ayudamos, pero la verdad es que ella procura hacerlo todo sola y ayudándose de sus bastones lo consigue, incluyendo la comida". No renuncia tampoco a caminar lo que puede y a salir por los alrededores para mantenerse activa, algo que consigue con mucha voluntad.

Precisamente su nieta cuenta que Ramona esperaba el día con bastante ilusión "porque sí que es verdad que hablaba mucho de llegar a cumplir los cien años. Era algo que le gustaba y de lo que hablaba a menudo. Ahora que los cumplió, espero que no se venga abajo, aunque no creo".

Como es fácil suponer, en una vida tan larga tuvo muchos altibajos y momentos complicados "como cuando hace cuatro años perdió a su hijo. Eso le afectó un montón y la puso muy triste, pero bueno, poco a poco va sobreponiéndose y nosotras la animamos en todo lo que podemos en casa", comenta su nieta Noelia.

Emigración de la familia y siempre de cuidadora
La familia de Ramona Castañón no fue ajena al fenómeno de la emigración. En el caso de su familia el destino fue Holanda, aunque no fue ella la que se marchó, sino sus hijas. Le tocó cuidar de sus nietas, algo que hizo con pasión porque a ella le había tocado ser huérfana, por lo que sabía lo que podía ser esa situación.

Pendiente
Aún tendrá otra celebración más, en este caso este viernes en Ames.

 

Barreiros suma una nueva centenaria que viaja un día al mes a Vegadeo
Comentarios