Martes. 11.12.2018 |
El tiempo
Martes. 11.12.2018
El tiempo

Cuatro bares de Viveiro sufren robos en diez días con cuantiosos botines

Tragaperras abierta en el último robo en Covas. AMA
Tragaperras abierta en el último robo en Covas. AMA

Los últimos fueron Nautae y Aquitania en Covas, de donde se llevaron 2.870 euros de las registradoras y el contenido de las tragaperras

VIVEIRO. La Policía Nacional investiga dos nuevos robos —cuatro en diez días— en bares de Viveiro con idéntico modus operandi, en que los ladrones acceden a los negocios por ventanucos y vacían las tragaperras y registradoras. En la madrugada del lunes lograron un botín doble al entrar a un establecimiento, el Nautae en la travesía de Covas, conectado por la cocina con la vinoteca Aquitania, de la misma propiedad, y se llevaron lo que había en las dos cajas registradoras, unos 2.870 euros, además de vaciar las tragaperras, cuyo contenido está sin cuantificar.

El propietario acudió a presentar la denuncia el lunes por la mañana a la comisaría. Allí explicó que fue la encargada de la limpieza la que al llegar a la vinoteca a las seis y media vio que el interior del establecimiento estaba todo revuelto y de inmediato avisaron a la Policía Nacional. En los dos locales las máquinas tragaperras estaban forzadas, con los cajetines de las monedas tirados por el suelo, y también habían forzado el cajón de la recaudación de las máquinas registradoras de los dos negocios, mientras que en Aquitania se llevaron asimismo el contenido del bote de propinas. En el Nautae observaron que uno de los ventanales del lado izquierdo de la entrada principal tenía una parte superior batiente que estaba abierta y ese es el lugar por el que presumiblemente entraron y salieron los ladrones, que colocaron encima de una mesa un taburete para facilitar la salida.

Este modo de proceder es calcado al empleado en el bar La Fontana, en que los ladrones también accedieron por la parte superior de un ventanal a una altura considerable y para salir subieron un taburete a una mesa, curiosamente también en la noche de domingo al lunes, el de la semana pasada. De allí se llevaron el contenido de la tragaperras, una tablet y unos 400 euros del bote y de cambio de la registradora. Dos días antes, en la madrugada del 7, habían entrado en el bar Castilla de la travesía de Viveiro. Accedieron por un ventanuco y forzaron la tragaperras.

La Policía cree que se trata de un grupo profesional que actúa de forma rápida y limpia y que sabe cuándo hacerlo, con las tragaperras casi llenas.

PASTOR ELÉCTRICO. Por otro lado, un vecino de Magazos denunció este domingo que le habían robado el pastor eléctrico que tenía en una finca de Currás. El aparato está valorado en 300 euros.

Cuatro bares de Viveiro sufren robos en diez días con cuantiosos...
Comentarios