sábado. 04.04.2020 |
El tiempo
sábado. 04.04.2020
El tiempo

La barbería en versión femenina

Érika Vega, en una demostración de afeitado en el IES Perdouro de Burela. JOSÉ Mª ÁLVEZ
Érika Vega, en una demostración de afeitado en el IES Perdouro de Burela. JOSÉ Mª ÁLVEZ
La viguesa Érika Vega mostró su experiencia en esta profesión a alumnos del IES Perdouro de Burela

La pasión de Érika Vega, propietaria junto a Iván Rodríguez de la barbería Shave the Sailor en Vigo, siempre fue la barbería. «Para mí lo bonito era acompañar a mi padre a la barbería y esperarle mientras le afeitaban, pero nunca pensé que fuera posible dedicarme a ello», reconoce, entre otras cosas, porque siempre fue un mundo muy masculinizado, «pero llegó el momento en que quise montar algo mío y quise que fuera una barbería, así que me fui a Holanda a aprender y a partir de ahí fui poco a poco metiéndome en este mundo y demostré que una chica puede llegar a una barbería». 

Pero no fue un camino de rosas. Cuando llegó a Holanda, una de las frases más famosas que se podía ver en las barberías era ‘Puedes entrar con tu perro, pero a tu mujer déjala fuera’, dando una idea de lo vetado que estaba el sector para la mujer. «Empecé limpiando la barbería, pero poco a poco me fui haciendo un hueco ofreciéndome para ir haciendo cosas», explica Vega que subraya que «fue duro, pero ahora estoy orgullosa de haber luchado para conseguir estar donde estoy y de llevar ya dos años en Vigo trabajando en España el concepto de la barbería que hay en el resto de Europa». 

Y es que es un concepto muy diferente: «En España, la gente sigue asociando barbería al típico negocio de barrio y barato que durante mucho tiempo pervivió, sobre todo en el norte, mientras en Europa ese concepto llevaba años desaparecido y se generó una nueva moda con espacios con mucha personalidad, con un servicio exclusivo y precios más altos». Ese concepto es el que Shave the Sailor puso en marcha en Vigo y el que llevan a los cursos de formación que desarrollan a nivel nacional e internacional, y que esta semana trajeron al ciclo de Peiteados e Cosmética Capilar del IES Perdouro de Burela.

«Agradecemos la oportunidad de que cuenten con nosotros para impartir estas jornadas en el instituto porque eso significa que algo podemos estar haciendo bien», explica la barbera, «nos hace mucha ilusión compartir con los alumnos nuestras experiencias, pero también con los profesores que abren posibilidades nuevas a sus estudiantes». Porque el mundo de la barbería está cambiando, evolucionando y tomando valor. «Es importante reivindicar el oficio y subrayar la importancia de hacer un buen trabajo», reconoce Vega, que se sorprende cuando la gente le pregunta si también corta el pelo. «Claro que cortamos el pelo y arreglamos la barba y también afeitamos», explica. 

La barbería está de moda, al igual que la barba. «La dificultad que tiene la barba es que necesitas a alguien que te la arregle bien y cuando encuentras a ese alguien ya está», asegura Vega, que indica que así, poco a poco, fueron haciendo su clientela en Vigo. 

Durante su estancia en Burela, Vega y Rodríguez enseñaron a los estudiantes a hacer cortes clásicos, degradados y a arreglar la barba, además del afeitado. «La mayoría de las dudas surgen en la parte práctica y suelen ser sobre las técnicas que utilizamos o sobre herramientas», afirma Vega, que reconoce que muchos estudiantes también sienten curiosidad por su experiencia personal y su formación en Holanda o por las dificultades del sector. 

La barbería en versión femenina
Comentarios