Las aves invernantes que llegan a la ría de Ribadeo siguen descendiendo

El experto Enrique Sampedro Miranda, a través del censo que publica en su web, cifra la población en unos 1.800 ejemplares, sin contar las gaviotas, y subraya la tendencia a la baja
undefined
photo_camera El nuevo lugar de avistamiento de aves en la marisma de Reme. José Mª Álvez

La ría de Ribadeo continúa siendo un humedal protegido por la importancia que tiene. Aunque es Zona Especial de Protección de Aves (Zepa), reconocida con varios convenios internacionales, la realidad es que el número de aves invernantes que eligen este espacio para pasar ese periodo va descendiendo año tras año. Así lo constata por ejemplo Enrique Sampedro Miranda, quien hace un censo anual de estas aves que recoge en su web especializada www.riaderibadeo.com. En ella sitúa en 1.800 las aves de este invierno, un número a la baja que confirma esa tendencia descendente de los últimos años y que el propio Enrique Sampedro considera preocupante.

Apunta que el número global de aves invernantes no es importante solo por sí mismo, sino porque se puede tener en cuenta la presencia de anátidas para testar "a saúde ornitolóxica do humidal". "En xeral", explica, "podemos dicir que foi un inverno frouxo para estas especies. Pero por desgraza, non é só cuestión dun ano, senón que esta vén sendo a tendencia das dúas últimas décadas na ría, onde as anátidas están en clara regresión. Por exemplo, este ano contei 86 patos rabilongos, o que está bastante por debaixo da media dos últimos dez anos. E non digamos nada se o comparamos coas medias de varias décadas, que triplican esta cifra, con máximos de 800 ou 900 a principios dos noventa".

Ocurre algo parecido con otras aves "como o pato asubiador, que cuns 200 exemplares, divide por tres as cifras medias das dúas ou tres décadas anteriores. As 120 cercetas están máis ou menos en liña cos últimos anos, pero tamén por debaixo da media da última década. E moito máis aínda se o comparamos coa media dos últimos vinte anos, que é case do dobre. Ata os lavancos, que parecían resistir en invernos anteriores a comparación con medias de décadas pasadas, quedan este ano en cifras moi baixas".

En el lado de las buenas noticias, "as especies que se adaptan aos grandes cambios que sufriu o noso humidal para aumentar a súa poboación invernante" destaca "a garza boieira, que en consoancia co que ocorre no resto do Cantábrico, experimentou unha explosión poboacional sen parangón. Ata tal punto, que sen contar as gaivotas, trátase xa da especie que maior número de individuos aporta ó censo".

Un nuevo lugar de avistamiento de aves habilitado en la marisma de Reme

Los aficionados a la ornitología que quieren practicar la observación de aves desde la orilla gallega de la ría de Ribadeo tienen desde hace un tiempo un nuevo espacio para hacerlo, porque se habilitó un observatorio justo sobre la marisma de Reme. Se trata de un lugar que queda especialmente expuesto durante la marea baja y a donde numerosas aves limícolas acuden a alimentarse debido a que disponen de tranquilidad y mucha comida fácil de obtener. Los observadores pueden verlas desde allí con comodidad.

Comentarios