Martes. 18.09.2018 |
El tiempo
Martes. 18.09.2018
El tiempo

Aumentan los robos en vehículos aparcados en playas y en acantilados

Primera cetárea de Rinlo. AMA
Primera cetárea de Rinlo. AMA

Los ladrones se atreven cada vez más a actuar a plena luz del día y en automóviles de propietarios que están cerca del estacionamiento

A MARIÑA. Los robos en vehículos estacionados en playas y en lugares de interés turístico a lo largo de la costa parecen estar experimentado un ligero repunte en lo que va de verano. La última denuncia que ha recogido al respecto la Guardia Civil ocurrió la tarde del pasado viernes en la localidad ribadense de Rinlo. Los ladrones aprovecharon que la conductora había estacionado en las inmediaciones de una cetárea con la intención de ir de pesca para romper una ventanilla de su automóvil y llevarse del interior una cartera con su documentación y 30 euros en efectivo.

La denunciante calcula que el robo tuvo que producirse mientras estaba pescando, entre las cuatro y las ocho de la tarde.

En Rinlo ocurrió también el pasado fin de semana otro robo en el interior de una furgoneta, propiedad de unos turistas alemanes, que valoraron las pérdidas de objetos y prendas que portaban en sus maletas y mochilas, en unos 3.000 euros.

Los rinlegos están sorprendidos por estos hechos casi insólitos en un pueblo tranquilo, si bien es verdad que acoge cada verano a un buen número de visitantes por su carácter turístico.

También se está notando más atrevimiento por parte de algunos cacos, puesto que quizás era más habitual aprovechar que el bañista estaba en la playa para entrar en su vehículo. Sin embargo, este mes, la Guardia Civil detuvo a un veinteañero lucense en las cercanías de la playa de A Pampillosa acusado de robar a punta de navaja a dos personas.

En general, los aparcamientos de las playas más frecuentadas, como las de Foz y Barreiros, son los principales objetivos de los ladrones de vehículos.

También las fiestas concurridas son fuente de denuncias, tanto de robos, como de daños en coches.

RECOMENDACIONES. Guardias civiles y policías locales recomiendan extremar las precauciones, por ejemplo entre los bañistas, en el sentido de asegurarse de que las ventanillas del vehículo queden totalmente cerradas. Recuerdan que hay quien deja ligeramente abiertas las ventanas para no encontrarse con bochorno al regreso, pero los ladrones de este modo las fuerzan con más facilidad. Tampoco se deben dejar a la vista objetos, aunque no sean de valor, por no tentar. En aparcamientos como el de la playa de Illas y Os Castros en Ribadeo se registraron varios robos en veranos pasados.

Aumentan los robos en vehículos aparcados en playas y en acantilados
Comentarios