lunes. 20.09.2021 |
El tiempo
lunes. 20.09.2021
El tiempo

El astrolabio de la ría de Viveiro abre la investigación de un pecio inédito

Antón López, durante la rueda de prensa para explicar los trabajos de investigación. JM ÁLVEZ
Antón López, durante la rueda de prensa para explicar los trabajos de investigación. JM ÁLVEZ
El Fedas confía en hallar nuevos materiales en el yacimiento que ha denominado Viveiro I y que formará parte junto con el Eterna de un proyecto único a desarrollar en el estuario

El astrolabio hallado en la ría de Viveiro, concretamente en la zona de A Insua en Area, por el equipo de la Federación Española de Actividades Subacuáticas (Fedas) abre la investigación de un pecio inédito cuyos primeros restos se encontraron en 2012, pero que nunca hasta el momento ha sido investigado. "El hecho de que hayamos encontrado esta pieza tan bien conservada y a flor de arena nos hace creer que posiblemente este pecio no haya sido expoliado, por lo que tenemos muchas esperanzas de encontrar más material", explicó este viernes el arqueólogo subacuático Antón López. Junto a este astrolabio también se encontraron un falconete, dos tubos cañón y otros materiales que aun están sin identificar "pero que apunta a que son restos del pecio".

El equipo del Fedas dedicará toda la próxima semana a investigar este nuevo yacimiento dentro del proyecto que tienen aprobado para este año y que incluye el permiso para recuperar piezas que puedan ser relevantes para la investigación. El material hallado hasta el momento lo encontraron en la inmersión para hacer el estudio previo del yacimiento, en el que ya se habían encontrado varios cañones. Desde la última inmersión del equipo, hace dos años, se había producido un importante movimiento de arena que tapó la zona sur, donde se habían descubierto los cañones, y despejado la zona norte, donde se encontraron los nuevos objetos. "Pedimos permiso para los sondeos de este año porque nos parecía muy interesante el material que salía y esperamos poder localizar el pecio", explica el arqueólogo.

;

El astrolabio y el resto de material del yacimiento Viveiro I se encuentra ahora depositado en el laboratorio que el Fedas tiene habilitado en el edificio del antiguo centro comarcal. Estas instalaciones cuentan con cubos de desalado, uno para materiales pequeños y otro para objetos grandes. En el caso del de objetos grandes dispone de materiales para poder aplicar la recuperación por electrolisis. El laboratorio también cuenta con una zona de restauración mecánica con varios elementos y una zona de documentación.

Esta campaña de investigación contempla además una semana de inmersiones del proyecto Eterna, que se centra en el pecio de la fragata Magdalena, para efectuar sondeos en unos cinco metros alrededor de la zona de proa para averiguar si hay material disperso fuera del yacimiento antes de proponer una excavación ordenada. "Necesitamos saber si por el tiempo que lleva naufragada, por las tormentas o por cualquier otra circunstancia el material pudo dispersarse", explicó López.

Las investigaciones de estos dos yacimientos, el Viveiro I y el Eterna, conformarán a partir del próximo año un único proyecto denominado ‘Proyecto de investigación ría de Viveiro’, que también está abierto a otras investigaciones en el mar "que podemos llevar a cabo nosotros o bien otros equipos que quieran colaborar con el proyecto de investigación en la ría", indicó Antón López.

PUERTAS ABIERTAS. Los próximos días 11 y 12, a partir de las diez de la mañana, el Fedas organiza unas jornadas de puertas abiertas para presentar su proyecto de investigación y el laboratorio. Además, los buceadores podrán hacer visitas guiadas al pecio. Es necesario reservar en el correo electrónico [email protected]

Una pieza única
Alta tecnología entre los siglos XVI y XVIII
El astrolabio hallado en Viveiro es una pieza relevante. Es la primera que se extrae en Galicia y es de los 10 mejores conservados en el mundo, donde hay registrados 107. Además se trata de un ejemplar único ya que a diferencia del resto combina la aliada tipo arpón con el aro de suspensión trilobulado, lo que permitía sujetarlo con tres dedos, algo importante teniendo en cuenta que pesaba cerca de cinco kilos. Una vez restaurado se verá toda su circunferencia milimetrada. El astrolabio marino era la más alta tecnología para la navegación entre los siglos XVI y XVIII y servía para conocer la latitud mediante la altura del meridiano del sol o una estrella de declinación conocida. Era usado en barcos de navegación oceánica o interoceánica.

PREDECESOR DEL SEXTANTE. La evolución del astrolabio dio lugar al sextante, que empezó a usarse a mediados del siglo XVIII, aproximadamente.

El astrolabio de la ría de Viveiro abre la investigación de un...
Comentarios