martes. 11.08.2020 |
El tiempo
martes. 11.08.2020
El tiempo

Así se extendió el brote de A Mariña: el 80% de los contagios están en Burela

Controles en los accesos a Ribadeo. JOSÉ Mª ÁLVEZ
Controles en los accesos a Ribadeo. JOSÉ Mª ÁLVEZ
Los síntomas se iniciaron el 18 de junio  La próxima semana se sabrá si hay visitantes que desarrollan Covid-19 en su lugar de origen

Aún hay incógnitas pero algunas cuestiones sobre el brote mariñano están ya claras.

1. Primer foco de contagios en una comida en San Antonio 

El primer caso del brote de A Mariña fue comunicado el día 23 de junio. Al día siguiente, el 24, ya eran en total 8 personas de la misma familia las diagnosticadas. Se cree que la mayoría se contagiaron en una comida celebrada en una casa de una de las parejas el 13 de junio, día de San Antonio. Otros, que no asistieron a esa reunión, lo hicieron en días posteriores. Ese sería el primer foco del brote.

2. Los primeros infectados inician los síntomas el día 18

Cada semana el Instituto Nacional de Salud Carlos III actualiza la serie histórica de casos, a los que se van incorporando los nuevos en el día de inicio de los síntomas. Observando los datos de la provincia de Lugo en el mes de junio se ve, a principios de mes, la calma típica de la reducción de casos, con muchos días en los que no hay ninguno nuevo, salpicados de uno o dos como mucho en algunas jornadas. El día 18, de repente, se registra una subida notable: 9 casos. Nueve personas comienzan sus síntomas ese día, lo que coincide milimétricamente con la comida del día del día 13. Si alguien se contagia el 13 y, teniendo en cuenta que la media de incubación del coronavirus es de cinco días, lo más probable es que fuese el 18 cuando comenzara a tener las primeras manifestaciones de la enfermedad.

3. Primer contacto con el sistema sanitario el día 23

Los síntomas pueden ser entonces leves, casi imperceptibles en muchos casos y, en otros, muy fáciles de confundir con otras cosas. Entre cinco y siete días después de los primeros síntomas se puede notar un agravamiento. Eso explicaría también que el brote se diese a conocer el 23. En esa jornada, el primero de los miembros de esa familia diagnosticado acudió a un centro médico. Paralelamente, un hombre ingresó ese día en el hospital de Burela. Estaba relacionado con el brote, aunque no se sabía en ese momento.

4. Segundo foco de contagios en la noche de San Juan

Sanidade cree que otro foco importante de contagios se produjo en la noche de San Juan, especial mente entre la gente joven. Según la serie del Carlos II, la inmensa mayoría de infectados en el brote mariñano empezaron a tener síntomas entre el 26 de junio y el 1 de julio. Se estima que, por ejemplo, el día 27 notaron los primeros problemas de salud 33 personas. El día 1 de julio fueron 42.

5. Jóvenes con amplia burbuja social y sin síntomas

A la extensión del brote contribuyó la juventud de muchos de los infectados. Aunque muchos lo interpretan como una culpabilización, en realidad es evidente que reúnen dos características clave para contribuir a propagar el virus: una burbuja social amplia y heterogénea y mayor predisposición a tener una forma asintomática de la enfermedad. Si tienen muchos contactos estrechos, de distintos círculos, aumentan las oportunidades de transmitirles el virus. Si tienen menos síntomas, o ninguno, no dejan de hacer vida normal y de estar en condiciones de contagiar a otros. El conselleiro de Sanidade declaró que la media de edad de contagiados era de 35 años, pero la moda (la que se repite con más frecuencia) era 22.

6. Reuniones numerosas y contactos de varias familias

A la primera comida familiar de la que salieron los primeros casos, le siguieron muchas otras. Entre los diagnosticados hay muchos que son familia entre sí, miembros además de familias numerosas y con mucho contacto entre ellas. La convivencia estrecha y con reuniones constantes entre unas y otras han dado pie a muchos nuevos casos. La inmensa mayoría de los diagnosticados más recientes están en esta situación.

7. El brote empezó en Burela, que reúne el 80% de casos

Aunque los primeros positivos se detectaron en Xove, enseguida se tuvo claro que el brote había empezado en Burela. No se conoce aún el caso índice, pese a que el presidente de la Xunta apuntó a que los contagios se habrían iniciado en bares del municipio. La semana pasada se estimaba que el 45% de los casos se concentraban en Burela. Esta semana ese porcentaje llega ya al 80%.

8. El caso de Lugo no ha dado pie a nuevos contagios

Hace una semana se supo que había en Lugo un caso relacionad con el brote mariñano. Se trata de una mujer de 33 años que pasó unos días en casa de una amiga de Burela. Aunque reside con su madre y resulta sencillo que el conviviente de un positivo se contagie no se ha declarado ningún caso más a consecuencia de este por el momento.

9. Ingresados estables y un hospital 'predesescalada' 

Muy posiblemente la edad media de los infectados y quizás que hayan recibido una menor carga viral hayan influido en que, por el momento, no hay ningún hospitalizado grave. Los ingresos en Burela ascienden ya a cinco y, a excepción del caso más reciente, es de esperar que vayan recibiendo el alta a lo largo de la semana. No hay ninguno en Uci, aunque el hospital ha vuelto a una situación de ‘predesescalada’, con una planta reservada a Covid y cancelación de cirugías que no sean o urgentes o de prioridad 1.

10. La próxima semana se podrá ver si hay otros focos

Las medidas restrictivas que la Xunta ha tomado para A Mariña se revisarán el viernes, cinco días después de su aprobación, pero para cuestiones como saber si se producen nuevos focos en la provincia será clave la próxima semana. Cuando el domingo se anunció el cierre de la comarca se produjo un éxodo de veraneantes y visitantes. Si alguno se contagió y se ‘llevó’ el brote a su lugar de residencia, estará ahora incubando la enfermedad, esta empezará a manifestarse en los próximos días y se hará más evidente a mediados de semana.

Así se extendió el brote de A Mariña: el 80% de los contagios están...