miércoles. 08.12.2021 |
El tiempo
miércoles. 08.12.2021
El tiempo

Así era Santiago Otero, el vivariense que murió electrocutado en la bañera al caerle el móvil

Una psicóloga frente a la vivienda en la que falleció Santiago Otero. SUMMA
Una psicóloga frente a la vivienda en la que falleció Santiago Otero, junto a su imagen sobreimpresionada. SUMMA / ARCHIVO
Era originario de Escourido y jugó al fútbol en varios equipos de A Mariña

El vivariense Santiago Otero, de 38 años de edad, fue encontrado este jueves muerto en la vivienda en la que residía en Madrid, situada en el número 125 de la avenida de Portugal. La mujer del fallecido lo halló desvanecido dentro de la bañera con el teléfono móvil encima y el cable enchufado a la red. La principal hipótesis apunta a que pudo haber muerto electrocutado al caerle el aparato en el agua mientras lo estaba cargando, ya que la víctima tenía una quemadura en la zona del pecho sobre la que apareció el teléfono móvil. Aunque todo apunta a un accidente doméstico, la Policía Nacional se ha hecho cargo de la investigación. 

El jueves se revisó la instalación de la casa para comprobar si saltó el diferencial de la vivienda y se cortó la corriente eléctrica de la casa. También se investigaba si tenía el el cargador conectado a un alargador y si este se hubiera sumergido en el agua.

La mujer lo encontró inconsciente dentro de la bañera al regresar al domicilio después de trabajar durante toda la noche, por lo que las primeras averiguaciones estiman que llevaría muerto entre ocho y diez horas. Los sanitarios del Summa 112 que se desplazaron a la vivienda solo pudieron confirmar el fallecimiento y una psicóloga del servicio madrileño de salud atendió a la pareja de la víctima, que se encontraba muy afectada.

El hombre fallecido en Madrid era muy conocido en la comarca de A Mariña por su paso por varios equipos de fútbol de la zona. Originario de Escourido, en la parroquia vivariense de Covas, Santi Otero era conocido en el mundo del fútbol con el sobrenombre de Catanha.

Delantero centro criado en las categorías inferiores del Viveiro, jugó una temporada en el equipo juvenil del Real Oviedo y posteriormente pasó por el primer equipo vivariense, el Xove Lago o el Folgueiro, entre otros equipos.

Santi Otero residía desde hace varios años lejos de Viveiro, ya que motivos laborales lo habían llevado primero a la comunidad de Castilla y León y posteriormente a la capital de España.

El exfutbolista del Viveiro seguía matando el gusanillo del fútbol jugando al fútbol-7 en Madrid y cuando visitaba Escourido siempre se acercaba al campo de Boavista a pegarle unas patadas al balón con la gente del Folgueiro, equipo que compite en Primera Autonómica. Deja mujer y dos hijos.

La Unión Deportiva Folgueiro expresó en redes sociales sus condolencias a familiares y amigos por la muerte de "un gran amigo e compañeiro de todos, que nos aledaba as tardes cos seus goles e as súas risas", destacaron. A última hora del miércoles no había trascendido todavía dónde se celebrará el velatorio y el entierro del Santiago Otero.

Así era Santiago Otero, el vivariense que murió electrocutado en la...