sábado. 08.05.2021 |
El tiempo
sábado. 08.05.2021
El tiempo

Alcoa plantea negociar con otros compradores y el Gobierno da luz verde a esas conversaciones

Vista de la planta de Alcoa en San Cibrao. J.M.ÁLVEZ
Vista de la planta de Alcoa en San Cibrao. J.M.ÁLVEZ
La multinacional avisa de que la Sepi debe adquirir en un primer momento la titularidad de la planta de Aluminio e Industria dice que apoyará la operación con los instrumentos a su alcance

La multinacional Alcoa anunció este jueves en la mesa multilateral para informar del proceso de venta de la planta de Aluminio de San Cibrao su disposición a trabajar con otros compradores interesados en la planta sancibrense, "si la dificultad que impide a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (Sepi) avanzar se debe a considerar otros compradores".

La empresa advirtió también que tiene que ser la sociedad estatal "quien adquiera en primer lugar su titularidad para su posterior venta a un tercero". "En tal caso, Alcoa se comprometería a mantener al Gobierno y a Sepi periódicamente informados de los avances en dichas interacciones con los interesados", añadió. En este sentido se pronunció a última hora de la tarde el secretario de Industria, Raül Blanco, después de que nadie del Gobierno asistiera a la mesa multilateral, asegurando que es Alcoa quien tiene que "entablar conversaciones" con los compradores interesados y "plantear una operación de venta viable".

El comité espera que el cambio de Alcoa suponga "un desbloqueo bastante bueno y rápido de la situación" de bloqueo

A este respecto, Blanco indicó que hay "empresas industriales" interesadas y que el Gobierno "dará apoyo" a la operación de venta "a través de todos sus instrumentos, sea vía Sepi u otros". "El Gobierno dará apoyo, pero quien tiene que trabajar en esa operación de venta es el propietario, que es Alcoa", subrayó y añadió que desde el Gobierno están abiertos a "cualquier acción que sea necesaria para que la venta sea una realidad lo más pronto posible".

Otro de los planteamientos que dejó este jueves encima de la mesa la multinacional es su intención de aceptar una nueva redacción de la cláusula de indemnidad, es decir, de la limitación de responsabilidad de la empresa tras la venta. De esta forma, volvería a la propuesta de septiembre de 2020, "que no fue rechazada por el Gobierno", destaca la empresa en un comunicado y en la carta que el director de Alcoa España, Álvaro Dorado, envió a los trabajadores.

Alcoa, que continúa esperando una respuesta de la Sepi a la hoja de condiciones que le remitió el 4 de febrero y que ya envió estas nuevas propuestas al Gobierno, insistió en su "firme compromiso" de negociar de buena fe la venta, "conforme con lo propuesto por el Gobierno y el acuerdo que Alcoa firmó con los representantes de los trabajadores".

Por su parte, el comité de empresa hizo una calificación positiva de la disposición de Alcoa a modificar la cláusula de indemnidad que era uno de los escollos que esgrimía el Ministerio de Industria para no aceptar la propuesta de venta. "Nos parece que este anuncio puede ser un desbloqueo bastante bueno y rápido de la situación", aseguró el presidente, José Antonio Zan, que también urgió al Gobierno a valorar esta nueva propuesta.

Los trabajadores insisten en que tiene que ser la Sepi la que garantice que el comprador sea viable y que este tiene que ser industrial

Los representantes de los trabajadores también insistieron en la necesidad de que sea la Sepi la que compre la planta para después transferirla a un comprador: "Es la garantía que tienen los trabajadores para que esta planta tenga viabilidad durante muchos años". Con respecto a los nuevos compradores a los que hace alusión Alcoa y de los que también habló el Gobierno en más de una ocasión y repitió este jueves el secretario de Industria, el comité indicó que no entraba a valorarlos "porque los desconocemos", pero pidió respeto para "el candidato que apostó por nosotros desde hace diez meses y con el que estuvimos trabajando tanto tiempo", en alusión a Liberty House. A este respecto, Zan añadió que tiene que ser la Sepi quien "debe garantizar que el comprador sea viable".

Así, la postura de los trabajadores sigue siendo tajante y Zan subrayó que quieren "certezas, un plan energético y un comprador industrial que conozca el sector del aluminio y no fondos buitre". En su comparecencia, los miembros del comité también lamentaron que durante los últimos tres meses, tanto el Gobierno como la empresa se enredaran con la cláusula de indemnidad bloqueando la situación porque aseguran que "lo único que hizo fue amargar a los trabajadores y a A Mariña".

El comité tiene convocada una asamblea de trabajadores para el próximo lunes, a las tres y diez de la tarde, para informar a los trabajadores de la situación en la que se encuentra el proceso de venta y de las movilizaciones u otras medidas a tomar si es necesario.

Alcoa plantea negociar con otros compradores y el Gobierno da luz...
Comentarios