Martes. 22.05.2018 |
El tiempo
Martes. 22.05.2018
El tiempo

Alcoa irá a una nueva puja con vigencia hasta final de año y más competencia

El Gobierno propone cambiar los lotes de 90 MW por otros de 40, por lo que podrán optar a ellos más firmas y tendrán mejor remuneración

El Ministerio de Energía prepara la convocatoria de una nueva subasta de interrumpibilidad eléctrica con vigencia del 1 de junio al 31 de diciembre de este año y que introduce un cambio significativo: la eliminación de los bloques de 90 megavatios (MW) y la creación en su lugar de lotes de 40, lo que se traduce como una mayor competencia en la puja en la que pretende participar Alcoa.

El Gobierno publicó una propuesta de orden de modificación por la que se regula el mecanismo de interrumpibilidad, un servicio que prestan empresas electrointensivas como la aluminera, que reducen o detienen su consumo cuando Red Eléctrica lo solicita por un fuerte pico de demanda o, como se introdujo en la última subasta, por criterios económicos, es decir, para abaratar la electricidad a los ciudadanos. De hecho, desde enero Alcoa tuvo que aplicar en siete ocasiones en cada una de sus fábricas de aluminio la interrumpibilidad por este motivo.

En la subasta las empresas accederán a bloques de 40 y 5 MW de potencia interrumpible, la que están dispuestas a ceder al sistema a cambio de una retribución. Además de una mayor competencia -habrá más compañías que no tenían capacidad de competir por bloques de 90 y sí podrán hacerlo ahora por los de 40-, la nueva puja podría suponer una menor remuneración para estas firmas, ya que el precio de salida de los grandes bloques será más bajo.

El ministerio introduce estas modificaciones tras el tirón de orejas de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, que criticaba la escasa competencia en el procedimiento de subastas, y las directrices de la Comisión Europea, que instó a España a destinar menos fondos a este sistema. Además de cambiar los bloques de 90 por los de 40 MW, también se exige a las empresas para participar en la subasta no tener deudas pendientes contraídas en relación a la prestación del servicio en los últimos cuatro años. Los proveedores deberán solicitar la participación antes del 6 de abril y antes del 27 el Red Eléctrica habilitará a los participantes.

Fuentes de Alcoa transmiten que es necesario que se reconozca el valor de la interrumpibilidad de alta intensidad que representan sus fábricas de aluminio -el complejo de San Cibrao es el mayor consumidor de energía de España- "por la alta disponibilidad que puede aportar al sistema", y piden que esta "sea retribuida de manera adecuada". En cuanto la sustitución de los bloques de 90 MW por los de 40, confían en que no sea perjudicial y que haya suficientes para cubrir sus necesidades. "El cambio de bloques a menor tamaño debe permitir incrementar significativamente el número de bloques de alta disponibilidad a subastar", dicen.

Recuerdan por otro lado que este año prestaron los servicios de interrumpibilidad siete veces en cada una de sus tres fábricas, "contribuyendo con ello a moderar el precio de la electricidad en beneficio del consumidor final".

El presidente del comité de empresa de Alcoa en San Cibrao, Xosé Paleo, desconocía ayer los detalles de esta propuesta de modificación ministerial y si la reducción de la potencia de los grandes lotes será perjudicial o no. En una reunión anterior la dirección les trasladó que era posible que se redujeran los bloques "e entón non vían temor ningún", dice, por lo que de momento están tranquilos.

Sí mostró su preocupación el secretario general de la Sección Intercentros de CC.OO. de Alcoa, José Manuel Gómez de la Uz, quien dijo que "si los precios de salida son más pequeños habrá una menor ayuda al coste eléctrico y, si no hay ningún mecanismo paralelo, se nos hará muchísimo más difícil poder sobrevivir".

Alcoa irá a una nueva puja con vigencia hasta final de año y más...