jueves. 24.09.2020 |
El tiempo
jueves. 24.09.2020
El tiempo

El alcantarillado de Xunqueira colapsó al no absorber la lluvia caída el lunes

Entorno de Xunqueira, donde hubo inundaciones al no desaguar los sumideros. JOSÉ Mª ÁLVEZ
Entorno de Xunqueira, donde hubo inundaciones al no desaguar los sumideros. JOSÉ Mª ÁLVEZ
Se produjeron inundaciones en garajes de Celeiro y hubo arrastres en la rotonda de Beltrán

La tormenta de lluvia y granizo desencadenada sobre diferentes puntos de la comarca mariñana en la tarde del lunes causó algunas inundaciones, que volvieron a afectar a Xunqueira, donde hubo problemas con los sumideros que no fueron capaces de absorber el agua descargada. Meteogalicia contabilizó en esa jornada 30 litros por metro cuadrado en la estación de Penedo do Galo. Fue una situación puntual debido a la intensidad de la tromba de agua. Las cuantiosas precipitaciones se dejaron notar en alguna casa próxima al convento de Valdeflores, donde el agua salía por los desagües interiores, según indicaron desde Protección Civil. Vecinos consultados reclaman la limpieza del alcantarillado, pues dicen que tiene piedras desde la riada acaecida en noviembre de 2018. Otra residente se queja de que desde entonces no pueden utilizar el lavadero, debido a que quedó sin suministro de agua.

El servicio municipal de emergencias también recibió aviso por el anegamiento de la Fonte da Area, en el barrio de A Pescadería. El agua también se acumuló en algunos puntos de la Praza de Lugo, debido a que bajó de manera torrencial por la calle García Dóriga desde la parte alta de la ciudad. El agua entró en un par de garajes de la Rúa Grande de Celeiro, frente a la Casa do Forno, al no desaguar el alcantarillado de la calle.

Los efectivos de Protección Civil de Mondoñedo también tuvieron que desatascar alcantarillas que no daban tragado el agua. También se registraron arrastres de tierra en la rotonda de Beltrán del corredor, en Xove, y en O Castelo.

REMOLQUE. Protección Civil de Viveiro tuvo asimismo que realizar el remolque de una lancha deportiva que quedó sin motor cuando se hallaba en la zona de Os Castelos, donde le sorprendió la tormenta después de salir a pescar. Cuando quiso encender el motor no pudo. El propietario, que la adquirió como un entretenimiento al estar jubilado, trató en un primer momento de emplear los remos para regresar al muelle, pero resultó imposible.

Salvamento Marítimo alertó al 112, que avisó a Protección Civil, que halló la embarcación frente a la playa remolcándola a tierra.

El alcantarillado de Xunqueira colapsó al no absorber la lluvia...
Comentarios