miércoles. 21.10.2020 |
El tiempo
miércoles. 21.10.2020
El tiempo

Un día de brindis entre Galicia y Asturias

Los alcaldes de Vegadeo y Ribadeo. EP
Los alcaldes de Vegadeo y Ribadeo. EP
Encuentro simbólico de los alcaldes de Ribadeo, Castropol y Vegadeo en un día con cientos de asturianos en la villa ribadense ► A Fonsagrada y Santa Eulalia de Oscos escenifican su estrecha relación vecinal y comercial tras 99 días de separación obligada

Galicia y Asturias se reencontraron este domingo en la nueva normalidad que permite de nuevo el intercambio social habitual hasta el decreto del estado de alarma del pasado mes de marzo. Era un momento tan esperado que se notó de forma muy visible en las calles. A primera hora de la mañana, hacia las nueve, el alcalde de Ribadeo, Fernando Suárez Barcia, se reunía con sus homólogos y vecinos de Castropol, Quico Vinjoy, y Vegadeo, César Álvarez. Luego el día daría para mucho más. En A Montaña también fue día de reencuentros con una jornada en la que todos quisieron que quedara claro que la desescalada debe impulsar la economía vecinal.

Así se vio en Ribadeo, donde el buen día hizo que cientos de vecinos de Asturias cruzasen, como era habitual, la frontera para ir a la villa ribadense. Jornada de vinos, compras y muchísimo ambiente en las calles de la localidad algo que destacó Fernando Suárez. Ya en la jornada anterior la noche del sábado había recuperado, al menos en parte, la intensidad de años atrás con mucha gente en las calles.

La hostelería y el comercio ribadense estuvieron este domingo muy visitados por muchos vecinos de Asturias, que se hicieron notar todo el día

El regidor ribadense se mostró "moi contento" pero, con todo, hizo una llamada a la precaución: "Sigamos mantendo todas as precaucións e actuemos con xeito, non vaia ser o demo que nos teñamos que volver separar. Coidemos que non".

El encuentro de los alcaldes se hizo en dos puentes simbólicos, el de los Santos con Castropol y el de Porto con el veigueño.
 

[Los alcaldes de Ribadeo y Castropol. EP]Los alcaldes de Ribadeo y Castropol. EP

A MONTAÑA. Los alcaldes de los municipios de A Fonsagrada y Santa Eulalia de Oscos celebraron con un brindis el final de los 99 días de separación obligada entre los dos municipios limítrofes de Galicia y Asturias, "aos que só nos separa unha raia administrativa, pero non a vida diaria", tal como recalcó el regidor fonsagradino, Carlos López (PSOE). Su homólogo santallés, el también socialista Víctor Lorido, recalcó que la apertura de la movilidad entre comunidades limítrofes era "moi agardada, porque os veciños de Santalla van con frecuencia á Fonsagrada".

El brindis, con vino gallego para Carlos López y sidra asturiana para Víctor Lorido, se produjo en el lugar de A Manceba, en la parroquia de Vilarchao, donde limitan ambas comunidades, a unos seis kilómetros de la capitalidad fonsagradina.

La apertura de la movilidad era "moi agardada, porque os veciños de Santalla van moito á Fonsagrada", dice Lorido, alcalde santallés

Carlos López subrayó que A Fonsagrada y Santa Eulalia de Oscos mantienen unha importante relación en el ámbito "comercial e de ocio. Recuperar esta intereación é o que mellor simboliza a volta á normalidade".

Víctor Lorido señaló que Santalla de Oscos ya notó los fines de semana "a mobilidade interior de Asturias, xa que foron chegando visitantes, sobre todo as fins de semana, pero na nosa vida normal necesitábamos manter de novo o contacto coa Fonsagrada". Durante las etapas más estrictas del confinamiento, ambos municipios fueron en la práctica unas islas en la montaña. "A Santalla só chegaban os camións de reparto", indicó Lorido.

[Los alcaldes de A Fonsagrada y Santa Eulalia de Oscos. EP]

Los alcaldes de A Fonsagrada y Santa Eulalia de Oscos. EP

Oasis | Una área de montaña ajena a la pandemia 
Los tres Oscos —Villanueva, San Martín y Santa Eulalia— son un área donde no hubo casos de Covid-19 durante la pandemia, al igual que en otros pequeños municipios del Occidente astur como San Tirso de Abres, Taramundi, Grandas de Salime, Illano, Pesoz y Villayón. Lo mismo sucedió en un amplia área de A Montaña sureste de Lugo.

Precaución
Lorido recalcó que con la llegada de visitantes a estos oasis "débese facer un esforzo e manter as medidas de seguridade para seguir libres de coronavirus". Este cuidado es necesario para evitar que la movilidad provoque contagios en una población envejecida.

Un día de brindis entre Galicia y Asturias
Comentarios