Domingo. 23.09.2018 |
El tiempo
Domingo. 23.09.2018
El tiempo

El alcalde de Ribadeo afirma que la Xunta le prometió más socorristas

Barcia se muestra decepcionado por la merma de efectivos que suplirá con fondos propios para evitar arenales desprotegidos

El alcalde ribadense, el nacionalista Fernando Suárez Barcia, se mostró este martes profundamente decepcionado con la Xunta de Galicia ya que le ha concedido a la localidad el mismo número de socorristas que el año pasado, siete, lo que ya entonces suponía una merma respecto a anteriores campañas. El regidor asegura que verbalmente, sobre todo tras al accidente mortal registrado en marzo en As Catedrais, obtuvo el compromiso autonómico de un mayor refuerzo de personal en la zona para esta temporada estival.

"Cada vez hai máis xente en Ribadeo e cada vez menos persoal para atendela. Esta vez, dannos axudas para a contratación de sete socorristas, que son case exclusivamente os que teñen que estar nas Catedrais, porque este enclave leva sempre a metade dos recursos; pero que pasa co resto de praias ribadenses?", matizó el regidor, que, de todos modos, utilizará el remanente positivo de tesorería para "acadar a mesma cifra de socorristas e sanitarios que houbo, durante tres meses, en 2017, isto é, de 23 persoas".

Visto lo visto, el regidor cree que "dá igual apelar a facer as cousas concertadas e con espírito de colaboración entre as administracións, que non facelo, porque o resultado acaba sendo o mesmo".

AS CATEDRAIS. Por otro lado el alcalde de Ribadeo, en vista de la preocupación existente por el intrincado acceso al arenal de As Catedrais, solicitó permisos de Costas y de la Xunta para que le cediesen la capacidad de actuar y de realizar mejoras. En realidad, este tipo de trabajos solían estar enmarcados entre los realizados por el Ministerio de Medio Ambiente a lo largo del litoral, pero el convenio y los fondos con los que se hacían estas labores se están retrasando.

"Costas aínda non ten suscritos os contratos de mantemento do litoral que adoitaba ter", ratificó el regidor ribadense, por eso el Concello solicitó permisos.

Ribadeo obtuvo hace apenas 15 o 20 días esa autorización con la que el alcalde le ordenó al capataz de obras asegurar el pasamanos metálico, como así se hizo, y rellenar el último escalón, lo que ocurre es que ahora el mar está devolviendo la arena que le había quitado como base a ese peldaño y, aunque todavía no es suficiente relleno, no se puede encofrar debajo si hay sedimento. El regidor esperará para ver cómo evoluciona y actuar en cuanto sea posible. También se ocupará el ente local de reparar las tapas rotas y el vallado que se haya deteriorado.

Desde la Consellería de Medio Ambiente habían precisado hace apenas dos días que la responsabilidad sobre el mantenimiento del acceso era del Concello, algo a lo que el regidor ha preferido no contestar abiertamente. De hecho, ha tenido que solicitar por escrito las autorizaciones para poder realizar obras en la escalinata.

El alcalde de Ribadeo afirma que la Xunta le prometió más socorristas
Comentarios