sábado. 17.04.2021 |
El tiempo
sábado. 17.04.2021
El tiempo

Afronta 30.679 euros por causar un accidente en Feve

Estado en el que quedó el turismo. AEP
Estado en el que quedó el turismo.
Juzgado un cervense que dejó abandonado su turismo en la vía del tren sin avisar, tras caerse por un terraplén cuando conducía ebrio

Un cervense y su compañía de seguros se enfrentan a una indemnización de 30.679 euros porque presuntamente este provocó el accidente de un convoy de Feve en Burela y la interrupción del tráfico de trenes durante casi cinco horas al dejar abandonado su turismo en la línea ferroviaria sin avisar, tras precipitarse por un terraplén cuando iba ebrio.

El juicio por este delito contra la seguridad vial por conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas, que quedó visto para sentencia, se celebró el martes en el juzgado de lo Penal número uno de Lugo.

El ministerio fiscal solicitó además para el acusado, de mediana edad, una multa de 1.620 euros y la privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores durante dos años. La letrada de la defensa pidió su libre absolución.

El procesado se salió de la calzada con su turismo y se despeñó por un terraplén a la vía del tren alrededor de las siete menos veinte de la mañana del 23 de septiembre de 2018. Fue a la altura del punto kilométrico 2,2 de la carretera LU-P-1510 de San Cibrao a Burela pasando por A Marosa.

Según recoge la acusación formulada por el fiscal, sufrió ese accidente tras "haber ingerido abundantes bebidas alcohólicas con la falta de atención necesaria que le impedían el correcto control del automóvil y con el consiguiente peligro para la seguridad vial".

El acusado, que no sufrió heridas, se marchó a pie a su casa a dormir sin dar cuenta a los servicios de emergencias de que había dejado volcado su turismo. Al no realizar ese aviso, el convoy que circulaba en ese momento arrolló al vehículo.

En el tren no viajaban pasajeros y el maquinista, que resultó ileso, fue el primero que intentó auxiliar a las víctimas, creyendo que el turismo tenía ocupantes. Además, fueron movilizados efectivos de la Guardia Civil y del GES, personal sanitario y bomberos.

servicios anulados. Tras esa colisión el trafico ferroviario estuvo interrumpido hasta pasadas las once de la mañana. Eso obligó a anular dos servicios de media distancia entre Ribadeo y Ferrol. Los pasajeros del primero tuvieron que ser trasladados íntegramente por carretera y también los del segundo entre Viveiro y Ribadeo.

La compañía Renfe cifró el coste de restablecimiento de esos servicios en 4.853 euros y el de la reparación del convoy accidentado en 25.828 euros.

El conductor del turismo era localizado en su domicilio por los agentes de la Guardia Civil dos horas más tarde. En las pruebas a las que fue sometido con un etilómetro de precisión arrojó primero una tasa de 0,63 miligramos de alcohol por litro de aire espirado y 0,69 un cuarto de hora después, lo que supone casi el triple del límite máximo permitido.

Además, los agentes comprobaron que presentaba síntomas de embriaguez, como rostro sudoroso, cara ligeramente enrojecida, pupilas dilatadas, habla pastosa y titubeante, expresión verbal con repetición de frases e ideas y movimiento con oscilaciones de la verticalidad del cuerpo.

Afronta 30.679 euros por causar un accidente en Feve