Afronta 2.700 euros de multa y 3 años sin carné por tener un accidente ebrio

Prueba de alcoholemia. DP
photo_camera Prueba de alcoholemia. DP

El ministerio fiscal solicita para un acusado de un delito de conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas una pena de nueve meses de multa con una cuota diaria de 10 euros, es decir, 2.700 euros y responsabilidad personal subsidiaria en caso de impago, así como tres años de privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores, además de la pérdida de la vigencia del permiso, debido a que colisionó con otro vehículo en Viveiro.

El fiscal pide solidariamente con la aseguradora que indemnice con 11.000 euros a la dueña del otro turismo por la pérdida de su coche y a ella y al conductor por las lesiones con 621 y 310,50 euros, además de abonar al Sergas el importe de la asistencia sanitaria.

El accidente en cuestión se produjo al llegar a la rotonda del kilómetro 4,4 de la carretera LU-540, en Landrove (Viveiro), donde siguió recto y colisionó con otro coche que estaba detenido en la siguiente incorporación a la glorieta por el lado derecho, debido a que la ingesta de bebidas alcohólicas mermaba sus capacidades para el manejo del turismo. Los perjudicados reclaman por las lesiones y la sustitución del vehículo, siniestro total.

El acusado se sometió a las pruebas de alcoholemia, en la primera arrojó un resultado positivo de 0,56 milígramos por litro de aire espirado y en la segunda, 0,50 milígramos. Además presentaba síntomas externos evidentes de encontrarse ebrio.

Comentarios