sábado. 28.11.2020 |
El tiempo
sábado. 28.11.2020
El tiempo

El acusado de violar a una chica en Burela niega los hechos

Insiste en que las relaciones "fueron consentidas"

El hombre de 48 años, natural de Cabo Verde, que este martes se sentó en el banquillo de los acusados de la Audiencia Provincial de Lugo como supuesto autor de la violación de una mujer en la localidad lucense de Burela, el 28 de marzo de 2017, negó este martes los hechos que se le imputan e insistió en que las relaciones "fueron consentidas", según informó el abogado que lleva su defensa, Emilio Rodríguez. 

"Hay dos versiones contradictorias", dijo el letrado a EFE, porque la supuesta víctima, que en el momento de los hechos tenía sobre "21 años", dijo que "la había forzado, pero él lo niega y afirma que las relaciones fueron consentidas". 

Posteriormente, aclaró el letrado antes de entrar en la vista oral, la supuesta víctima "retiró la denuncia", pero el Fiscal "mantuvo la acusación", por lo que en el juicio se trata de demostrar "que las relaciones fueron consentidas y que por lo tanto no hubo violación". 

A causa de lo sucedido, el hombre permaneció casi ocho meses en prisión preventiva por orden del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 1 de Viveiro. 

El ministerio fiscal pide para el acusado nueve años de prisión, diez años de libertad vigilada cuando cumpla su condena de cárcel, la prohibición de acercarse a la víctima o comunicarse con ella durante dieciséis años y una indemnización por los "daños morales" de 18.000 euros. 

Según el ministerio público, el acusado abordó a la víctima "con ánimo libidinoso" y la arrastró "a un lugar apartado", donde le tapó la boca y aprovechó su fuerza física para consumar la agresión sexual. 

Una vez detenido, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Viveiro acordó "prisión provisional comunicada y sin fianza para el acusado" el día 31 de marzo de 2017. 

Finalmente, quedó en libertad provisional el 20 de diciembre del mismo año, pero se le retiró el pasaporte para evitar que abandonase territorio español y se le impuso la obligación de comparecer periódicamente en el juzgado.

El acusado de violar a una chica en Burela niega los hechos