jueves. 02.12.2021 |
El tiempo
jueves. 02.12.2021
El tiempo

Las hermanas de Mondoñedo que pegaron a su sobrino no irán a prisión si lo resarcen

Las dos acusadas, durante el juicio. EP
Las dos acusadas, durante el juicio. EP

Las acusadas reconocieron que lo encerraban en una cocina sin luz y lo corregían a golpes. Aceptaron penas de 21 meses de cárcel, que serán suspendidas si le pagan 7.000 euros

Las tías de un menor que fue maltratado por ellas en 2017, cuando tenía 9 años y convivía con ambas en su casa de Mondoñedo, aceptaron sendas penas de 21 meses de prisión y cinco años de libertad vigilada. Las dos mujeres se enfrentaban a cuatro años de cárcel cada una, pero las partes llegaron a un acuerdo para fijar una condena inferior a dos años, por lo que las acusadas no tendrán que ingresar en prisión, siempre y cuando indemnicen al pequeño en 7.000 euros, en plazos de 150 euros mensuales. Además, tendrán que realizar 56 días de trabajos en beneficio de la comunidad y cumplir con una orden de alejamiento de 4 años y nueve meses, tiempo en el que no podrán acercarse a su sobrino.

El fiscal solicitaba para las dos mujeres sendas condenas de cuatro años de prisión, pero las partes llegaron a un acuerdo

El escrito de acusación de la Fiscalía de Lugo resulta estremecedor. Según explica, las dos mujeres convivían con su hermana y con los hijos de las tres, todos ellos menores de edad. Las dos acusadas, aprovechando que su hermana padecía «una leve discapacidad intelectual, sin consciencia de sus propias limitaciones», empezaron a infligirle a su hijo un trato cruel y degradante. «La progenitora era incapaz de defender adecuadamente a su hijo, que era además un niño especialmente apocado, al haber sufrido abusos físicos por parte de su padre y de un tío paterno», relata.

Amigos de Galicia afirma que el acuerdo evita que los hijos de las dos acusadas, ambos menores, queden en situación de desamparo

La dos mujeres reñían con frecuencia al niño y lo castigaban «con exageración», llegando a encerrarlo a menudo en una vieja cocina de la vivienda, que apenas tenía luz, donde el pequeño «pasaba mucho miedo». Además, lo discriminaban en el trato con respecto a sus propios hijos. El ministerio público recoge también en su escrito de conclusiones un episodio concreto registrado sobre las nueve de la noche del 21 de noviembre de 2017, cuando el niño contaba con 9 años de edad. Ese día, el menor rompió una fotografía y sus tías lo golpearon reiteradamente por todo el cuerpo, pegándole con las manos y dándole patadas, mientras el niño lloraba y gritaba. Como consecuencia de estos hechos, el menor sufrió hematomas y erosiones en la cara y en las piernas.

La Fundación Amigos de Galicia explicó que "las acusadas le echaron crema hidratante al niño para intentar disimular las lesiones causadas, no obstante, dicha actuación fue en vano pues, una vez en el colegio, su profesora se percató de las heridas que sufría el menor, poniendo en conocimiento estos hechos ante la Dirección, quien posteriormente llamó a la Guardia Civil". El letrado de la entidad, Francisco José Lago Calvo, mostró su "satisfacción" con lo acordado, considerando "que se hace justicia por el daño ocasionado al menor afectado, y contando además con un reproche penal suficiente para las autoras del delito". Según señaló, "con esta resolución se evita perjuicio a los hijos de las acusadas, que cuentan con 7 y 13 años de edad, pues quedarían en una situación de desamparo".

Las hermanas de Mondoñedo que pegaron a su sobrino no irán a...