jueves. 06.08.2020 |
El tiempo
jueves. 06.08.2020
El tiempo

La Xunta retira tres menores a una familia de Cospeito por orden judicial

Juzgados de Vilalba. M. R. (ARCHIVO)
Juzgados de Vilalba. M. R. (ARCHIVO)
El juzgado vilalbés adoptó esta medida para los dos hijos del matrimonio y un nieto. Política Social explica que se consideró necesario abrir un proceso de tutela urgente

Personal de la Consellería de Política Social acudió en la mañana de ayer, minutos después de las 9.00 horas, a una vivienda de Cospeito para proceder a la retirada de tres menores, en cumplimiento de una orden del Juzgado número 2 de Vilalba.

Hasta la vivienda familiar también acudió una patrulla de la Guardia Civil, ante la posibilidad de que los padres se opusiesen a la retirada de sus dos hijos, un niño de once años y una joven de 17, así como del hijo de esta, un bebé de poco más de un mes. Pese a la medida preventiva, la marcha de los menores se resolvió sin incidentes y estos fueron remitidos a dos centros de acogida distintos de la provincia.

Desde la Consellería de Política Social, responsable del seguimiento de este caso, precisan que no pueden ofrecer detalles para proteger la intimidad de los afectados. Aun así, sí han querido concretar que si se ha iniciado un proceso de tutela urgente se debe a que los técnicos que supervisan el caso lo vieron "necesario". Desde el departamento autonómico indican además que la retirada de los menores es el "ultimísimo paso" que se da y que su ejecución es fruto de un análisis detallado de la situación, tras haber seguido todas la pautas que marca la normativa.

La familia, que tiene dos meses para recurrir, no entiende por qué les retiran a sus hijos y nieto, ya que están "ben coidados"

Sin embargo, la familia afectada, devastada por esta decisión y porque hayan separado a sus hijos, asegura que no existen razones para la retirada de los menores, ya que estos están "ben coidados", y atribuyen la decisión a un enfrentamiento verbal que la madre (y abuela) tuvo con personal de la Xunta y a los problemas de nervios y ansiedad que esta padece desde hace tiempo, por los que estuvo ingresada en el Hula desde el viernes hasta este miércoles.

"Citáronme o venres en Lugo e informáronme que nos ían quitar os nenos", lamenta el padre, que pone sus esperanzas en que esta sea una decisión temporal. Precisó que tienen dos meses de plazo para presentar un recurso y que el lunes se les nombrará un abogado de oficio para que les asesore sobre cómo proceder.

La Xunta supervisaba a esta familia desde hace más de año, tras serle derivado al servicio de menores el expediente de los servicios sociales municipales, que también los atendieron durante varios años.

La Xunta retira tres menores a una familia de Cospeito por orden...
Comentarios