lunes. 18.11.2019 |
El tiempo
lunes. 18.11.2019
El tiempo

Vox y BNG, al alza en A Chaira, donde gana la abstención

Una mujer vota en la parroquia vilalbesa de Insua. EP
Una mujer vota en la parroquia vilalbesa de Insua. EP
El partido de Abascal se sitúa tercero en siete municipios y los nacionalistas, en cuatro ►PP y PSOE caen pero siguen dominando, Podemos resiste y Ciudadanos se desploma ►Endesa pasa factura al PSOE en As Pontes

Si la abstención fuese un partido, habría arrasado en estas segundas elecciones generales en solo seis meses. Sería la lista más votada en diez de doce municipios de las comarcas de Terra Chá y Meira, con las únicas excepciones, y por poco, de Begonte y Ribeira de Piquín. De hecho, en Abadín solo un puñado de votantes han evitado que quienes optaron por quedarse en casa (49,2%) sean más que los que acudían al colegio electoral. Y aún así, no ha sido el municipio con la bajada de participación más significativa. En todos supera el 6%, pero en Muras rebasa el 14% y en A Pastoriza, el 12%. 

En esa dinámica de pérdida generalizada de votantes, menguados tanto por el hastío de repetir comicios como por el mal tiempo que ha marcado esta jornada electoral, son dos partidos que se sitúan en las antípodas uno de otro, Vox y BNG, los únicos que encuentran motivos para sonreír, aunque sea poco. 

La formación de Santiago Abascal, que tuvo una tímida entrada en abril, ha logrado ahora convertirse en la tercera fuerza en siete de doce municipios, siendo quinto en el peor de sus escenarios. Pasa de situarse en torno al 4% o 5% de los votos en buena parte de los municipios de la zona —solo en Abadín rondaba el 8%—, a superar el 7% en la mayoría —el mínimo lo marca Muras con un 5,18%—, alcanzando el 10,94% en Castro de Rei o el 12,89% en Abadín, porcentaje que es además el más elevado en la zona de cualquier opción que no sean PP y PSOE. 

Por su parte, el BNG continúa en la línea ascendente que marcaba el 28-A, escala posiciones y duplica sus bronces, sumando Pol y Xermade a los dos que ya tenía en Muras y A Pastoriza, donde gobierna a nivel local, y logra superar el 11% de los apoyos. Aún así, Vox, BNG y el resto de partidos se sitúan a un abismo de los clásicos PP y PSOE, que caen pero resisten y siguen siendo las únicas fuerzas con un número significativo de votos. 

El PP domina, sin las mayorías arrolladoras de antaño—solo supera el 50% en Begonte—, en diez de doce municipios, mientras que en Pol y Ribeira de Piquín, donde el PSOE gobierna holgadamente a nivel local, confían en Pedro Sánchez. Los ribeiregos le conceden además una mayoría absoluta. Podemos pierde apoyos, pero logra mantenerse en torno al 6% o 7% en la mayoría de los municipios e incluso firma un meritorio tercer puesto en Guitiriz con un 10,31% de los sufragios. Por contra, Ciudadanos, igual que en el resto de España, es el gran perdedor de las elecciones. Aunque sus números ya eran testimoniales en abril, se situaban en torno al 5% o el 6% en buena parte de los municipios, mientras que en este 10-N solo alcanza un exiguo 3% en Cospeito y Pol. 

AS PONTES 
Endesa pasa factura al PSOE
Puede que sea la dinámica general, pero el PSOE en As Pontes también ha notado la alargada sombra de la crisis de Endesa en este 10-N. Pierde  831 votos —baja 2.536 a 1.705— y pasa de sumar un 41,08% de los apoyos a apenas rebasar el 30%. Su declive beneficia al PP, que sube un 8% y alcanza los 1.398 sufragios.
Un 6% más
El BNG se sitúa tercero, con un 6% más de apoyos y 948 votos (16,76% del total), Podemos baja al 13,86% (784 papeletas), Vox suma 344 apoyos (6,08%) y Más País supera a Ciudadanos, con 141 y 130 votos, respectivamente.

 AA CHAIRABB CHAIRACC CHAIRA

Vox y BNG, al alza en A Chaira, donde gana la abstención
Comentarios