sábado. 08.05.2021 |
El tiempo
sábado. 08.05.2021
El tiempo

Un matrimonio regresa a emprender en Abadín tras décadas emigrado en Suiza

Armando Chao, junto a Rodríguez Miranda, Rancaño y Arias. C. ARIAS
Armando Chao, junto a Rodríguez Miranda, Rancaño y Arias. C. ARIAS
Armando Chao, con su mujer, Martha Arregui, abrió una relojería en su Abadín natal después de muchos años de trabajo en Ginebra. La Secretaría Xeral da Emigración le concedió 7.000 euros

No hay una edad para emprender, ni un momento concreto. Que se lo digan a Armando Chao. Natural de Candia y residente en Castromaior, en Abadín, se fue con 17 años a Ginebra a buscarse un futuro y hace cinco, tras décadas en Suiza, decidió regresar a su localidad natal, donde hace apenas un año, y junto a su mujer, Martha Arregui, natural de Ecuador, abrió su propio negocio, una relojería-bisutería, con taller de reparación, que inicia casi como un hobby pero con la intención de ir ganando clientes.

"Es mi pasión", dice un hombre que trabajó en compañías punteras y para grandes marcas de relojes, antes de montar su propia empresa en Suiza, que llegó a tener 14 trabajadores. "Decidimos venderla, por motivos de salud y con la intención de desconectar un poco del estrés y venirnos", relata este retornado, capaz de destripar y desentrañar todos los secretos de esos mecanismos que marcan la hora de todos.

"No puedo estar parado y siempre dije que si volvía a montar algo lo hacía en Abadín", explica, mientras las agujas de sus relojes marcan el ritmo del relato. La pandemia frenó sus expectativas —iban a inaugurar el 15 de marzo del año pasado y tuvieron que posponerlo— pero cuando se empezaron a relajar las medidas abrieron sus puertas. "De momento se mueve muy poco cliente, si tuviéramos que vivir de esto no daría", dice Aurelio, que este jueves recibió la visita del secretario xeral da Emigración, Antonio Rodríguez Miranda; el delegado de la Xunta en Lugo, Javier Arias, y el alcalde, José María López Rancaño.

La Xunta destinará 800.000 euros a la línea de ayudas de 2021. En 2020 hubo 94 beneficiarios, seis en la provincia de Lugo

La Xunta le concedió para la puesta en marcha de su negocio una ayuda de la Secretaría Xeral da Emigración de 7.000 euros, a través de la línea de ayudas a emprendedores retornados, "que apostan por poñer en marcha novas empresas, moitos deles no rural, e algúns incluso xerando postos de traballo", resaltó Miranda. Y recordó que se acaba de abrir una nueva línea de ayudas para 2021 —el año pasado fueron beneficiarios 94 emprendedores retornados— que cuenta con un presupuesto de 800.000 euros y una línea específica a causa del covid-19, "xa que somos conscientes das dificultades que supón emprender e máis nun tempo tan complexo".

AYUDAS. La línea de ayudas para emigrantes retornados será de 5.000 euros (aumentables en 1.000 si la solicitante es mujer y otros 2.000 si el negocio se abre en la zona rural) y la destinada a compensar las pérdidas provocadas por la pandemia será de 3.000 euros. En 2020 la provincia de Lugo contó con seis beneficiados, cuatro en Lugo, uno en Ribadeo y este en Abadín.

Un matrimonio regresa a emprender en Abadín tras décadas emigrado...
Comentarios